En las comarcas indígenas, los niveles de informalidad laboral atraparon a la mayoría de su población

Por La Estrella 

La informalidad laboral aumentó nuevamente en 2016, revela la última encuesta de hogares de la Contraloría General de la República.

Según el reporte gubernamental, en agosto 2016, el número de informales no agrícola ascendía a 583.940 personas en Panamá. Esta cifra es superior a la de agosto 2015, que atrapó a 575.415 trabajadores informales.

Es importante mencionar que el cálculo anterior, solo toma en cuenta los informales no agrícolas. Si se considerara la cantidad de trabajadores informales agrícolas, es muy probable que el número de personas atrapadas por la informalidad laboral supere la cantidad de trabajadores formales en Panamá.

De acuerdo al reporte oficial, en agosto 2016, el empleo informal no agrícola atrapaba al 40,2% y en agosto 2015 al 39,9% de este grupo. Por género, la informe arroja que la informalidad laboral atrapa al 40,3% de los hombres y al 40,1% de las mujeres.

INFORMALES POR PROVINCIAS

Otro aspecto importante del informe oficial, es la informalidad por provincia y comarcas indígenas. De acuerdo al mismo, en agosto 2016, los más altos niveles de informalidad se produjeron en las provincias Darién (66,9%), Bocas del Toro (54,9%), Coclé (54,1%), Chiriquí (47,4%), Herrera (45,6%) y Veraguas (43.9%).

En las comarcas indígenas, los niveles de informalidad laboral atraparon a la mayoría de su población. En la comarca de Kuna Yala este flagelo social arropó al 89,4% de su población, en la comarca Ngäbe Buglé al 77,9% y en la comarca Emberá el 69,9%.

Por el contrario, en la misma fecha, los niveles de informalidad más bajo se encontraron en las provincias de Panamá (34,1%), Colón (36,5%) y Panama Oeste (38,7%).

FORMALES SON INFORMALES

Una de las conclusiones más importantes que arroja el informe de la Contraloría General de la República, es que muchos trabajadores que supuestamente trabajan el sector formal, realmente son informales. Según el reporte, el 11,3% del empleo que genera el sector formal es informal.

También destaca que no todo los trabajadores que laboran en el mercado informal son informales. Según sus cálculos de la encuesta oficial, el 73,2% del empleo generado en el sector informal es un empleo informal y el 75,1% del empleo en los hogares es informal.

Lo anterior evidencia que los mayores generadores del empleo informal son el sector informal y los empleos doméstico y en los hogares, señala el informe.

POR SECTOR

Por sector de la economía, el informe señala que el grueso de los empleados informales fueron encontrado en el sector terciario (servicios) que atrapa al 72,4% de los que integran este grupo. El restante 27.6% de los informales se ocupa en el sector secundario.

Según la encuesta, el 50% (160.933 personas) de la población ocupada en el sector secundario tuvo un empleo informal, mientras que el sector terciario estuvo representado por el 37,4% (423.007 personas).

POR CATEGORÍA

Otra forma de analizar la informalidad es por tipo de categoría. Según los resultados que arroja la encuesta oficial, del total de personas con empleo informal, el 54.1% trabajó por cuenta propia, el 29.3% tiene un empleo como asalariado, el 9,2% fue empleado de servicio doméstico, el 4,1% es patrono y el 3,3% es trabajador familiar.

En lo relativo a la distribución del empleo informal por sectores o unidad de producción, las estadísticas oficiales destacan que el 15% (87.736 personas) de los informales eran personas ocupadas en el sector formal, el 75,8% (442.773) ocupados en el sector informal y un 9,2% (53.431 personas) ocupados informales en los hogares.

En agosto 2016, las ocupaciones que más sobresalieron en el mercado informal fueron el de vendedores en comercio y mercados (29,5%), los no calificados en la minería y la industria manufacturera (25,5%) y los artesanía y la construcción (24,9%).

AUMENTA DESEMPLEO

La tasa de desempleo y el número de desocupados aumentó por cuarto año consecutivo en Panamá en 2016, revela la última encuesta de hogares de la Contraloría General de la República.

En agosto 2016, los niveles de desempleo en la población no indígena del país alcanzaron a un total de 102,497 personas, lo cual produjo que la tasa de desempleo ascendiera a 5,8% este año.

Con este resultado, los niveles de desocupación de 2016 superaron al de los años 2012, 2013, 2014 y 2015, extendiéndose la tendencia de incremento del desempleo en el mercado laboral panameño. La tasa de desempleo se ubicó en 4,2% en 2012, en 4,3% en 2013, en 5.1% en 2014 y 5,3% en 2015.

En cantidad, estos porcentajes significaron que 67,700 personas estuvieran desocupados en 2012. En el año 2013, la cifra ascendió a 70.970 desocupados, en 2014 a 85.445 desempleados y en 2015 a 91.571 personas sin trabajo.

Por edad, los jóvenes de 20 a 24 años presentaron la tasa de desempleo total más alta, con respecto al resto de los otros adultos, señala el informe.

Pin It on Pinterest

Share This