El director de la DGI, Publio De Gracia, anunció en su cuenta oficial de Twitter que el equipo de la institución “está listo” para atender a los miles de contribuyentes una vez la ley se publique en la Gaceta Oficial.

Por ANPanamá.

Celebrado por contribuyentes de las pymes y criticado por otros ciudadanos de a pie, pero Panamá empieza este lunes un nuevo proceso de amnistía tributaria luego que el presidente panameño, Laurentino Cortizo, firmó la ley que condona las multas  de deudas tributarias atrasadas con la esperanza de recaudar algo más antes de fin de año, luego de descubrir una sobrevaluación de ingresos por 1.000 millones de dólares que le dejó el gobierno anterior.

El presidente Cortizo sancionó el 11 de octubre la ley que concede Amnistía Tributaria General para el pago de tributos administrados por la Dirección General de Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la cual modifica la Ley 76 de 2019, relativa al Código de Procedimiento Tributario.

El director de la DGI, Publio De Gracia, anunció en su cuenta oficial de Twitter que el equipo de la institución “está listo” para atender a los miles de contribuyentes una vez la ley se publique en la Gaceta Oficial. También agradeció el esfuerzo conjunto entre la Asamblea Nacional de Diputados, tributaristas, MEF y el personal de la DGI “para lograr esta ley”.

El titular del MEF, Héctor Alexander, explicó que la nueva ley busca aliviar la situación de contribuyentes naturales y jurídicos que mantienen alguna morosidad en el pago de impuesto con la DGI y permitirá obtener una mejor liquidez para mejorar la economía del país.

La Ley concede amnistía general para el pago de tributos de competencia de la DGI del MEF que consiste en la condonación de los intereses, recargos, y multas de los tributos morosos adeudados por los contribuyentes, así como las multas por declaraciones tardías u omisas de impuestos que se presenten durante la vigencia de esta norma.

También se incluye en la moratoria las multas por presentación tardía de informes de obligaciones de cumplimiento que se presenten durante la vigencia de esta Ley hasta el 31 de diciembre de 2019, así como multas por contravenciones de competencia de la DGI al 30 de junio de 2019.

Los tributos incluidos en la ley son los impuestos, tasas y contribuciones especiales y cualesquiera otras deudas de dinero, liquidas y exigibles, que en cualquier concepto una persona natural o jurídica y los bienes inmuebles tengan que pagar a la DGI.

Podrán acogerse al período de amnistía tributaria los contribuyentes, las personas naturales, jurídicas y los bienes inmuebles, causados y morosos de pago de los impuestos, tasas y contribuciones al 30 de junio de 2019.

Pin It on Pinterest

Share This