A marzo la deuda pública del Gobierno central se ubicó en US$19.152 millones, con un alza del 5% respecto al mes anterior.

Por: Panamá América

En momentos en que la economía ha dado muestras de desaceleración y con recaudaciones por debajo de lo presupuestado, el Estado también debe enfrentar el silencioso crecimiento de su deuda pública.

Al mes de marzo de 2015, la deuda pública del Gobierno central se ubicó en unosUS$19.152 millones, con un alza del 5% respecto al mes anterior, cuando estaba en US$18.240 millones, es decir, US$912 millones más, según el informe del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La cifra no pareciera significativa si se toma en cuenta que desde 2009 el país daba muestras de un marcado nivel de endeudamiento, lo que para los especialistas en economía es cónsono con el crecimiento económico, que durante este periodo se incrementó entre el 7% y 11%.

Sin embargo, el panorama hoy es distinto, ya que la economía muestra una marcada desaceleración.

Para el economista y catedrático Juan Jované, el hecho de que la deuda pública siga subiendo podría generar que la misma supere más rápido al producto interno bruto (PIB), lo que complicaría la situación económica y traería incertidumbre.

Las declaraciones del especialista muestran una compleja situación, cuando en los primeros meses de 2015, comparada con el año anterior, ya la deuda pública ha crecido un 3,4%, versus el 6% que plantean organismos internacionales.

Lo anterior refleja que la vertiginosa deuda pública sigue creciendo, similar a los años anteriores.

En 2012, la deuda creció 12,2%, mientras que el PIB estaba en 11,5%; en 2013, la deuda alcanzó el 10% cuando el PIB estaba en 8,5%, y 2014 cerró con una deuda del 15,3%, y un PIB del 6,3%.

Aunado a esto, según datos de la Contraloría General, los ingresos del Gobierno bajaron en un 4,5% entre enero y febrero de 2015, la cifra es menor que en 2014, cuando en el mismo periodo se incrementaron los ingresos en 17%, mientras que en 2013 se registró una baja de 3,6%, y en 2012 hubo un aumento de 11,3%.

Además, los ingresos corrientes en efectivo acumulados a febrero sumaron US$787,9 millones, 3,5% menos de lo presupuestado.

Para Jované, esta baja recaudación de los impuestos es un problema adicional, y si se mantiene el nivel de gastos programados, se aumentará el déficit y el Estado tendría que volver a cambiar la ley de responsabilidad fiscal.

Panorama 2015

A pesar de que las autoridades apuestan por un crecimiento económico alrededor del 6%, por lo menos hasta el tercer trimestre de 2015, en los primeros meses del año varios sectores han mostrado lento crecimiento.

En este sentido, las exportaciones de bienes en los meses de enero y febrero bajaron en 13,1%, al registrarse US$104,7 millones, en comparación con el año pasado, que fue de US$120,4 millones.

En este mismo periodo, las importaciones bajaron en un 7,9% comparado con 2014, al registrar US$1.941,4 millones, cuando el año anterior fueron de US$2.108,7 millones.

El movimiento comercial en la Zona Libre de Colón también registró una caída de un 9,1% en el mes de febrero de 2015, con respecto al mes anterior, aunque reflejó un aumento del 7,2% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, empresarios sitúan cifras por debajo del 12% de su movimiento comercial.

En sectores como el turismo, se reflejó en el movimiento de entrada de pasajeros al país que, a pesar de haber aumentado en un 7,3% en enero y febrero de 2015, la cifra es inferior con respecto al mismo periodo de 2014, cuando el crecimiento fue de 8,8%, y de 2013, que fue de 9,8%.

No obstante, Nicolás Ardito Barletta, del Centro Nacional de Competitividad (CNC), considera que las expectativas económicas siguen siendo buenas si la deuda se mantiene dentro de los límites de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Pin It on Pinterest

Share This