Indicadores económicos muestran que en los dos primeros meses del año, la inversión en la construcción creció en un mínimo 1%

Por Panamá América 

El costo de los insumos y el alza constante de las tarifas de servicios aplicables por las distintas instituciones frenan el desarrollo de la actividad constructora en Panamá, afirman empresarios del sector.

Indicadores económicos muestran que en los dos primeros meses del año, la inversión en la construcción creció en un mínimo 1%, unos 6 puntos por debajo de los 7 alcanzados en el mismo periodo de 2015.

El total de lo invertido para nuevas obras en los principales distritos del país fue de US$349.435.000, mientras que en 2015, el monto fue de US$346.20.000, y en 2014, unos US$323.457.000

La inversión en proyectos no residenciales disminuyó 18,7%, pasando de US$213.123.000 en 2015 a US$173.190.000, aunque las obras residenciales presentaron un mejor desarrollo al crecer la inversión en 32.6%.

Para el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción, Iván de Ycaza, es necesario «superar los largos y costosos procesos que anteceden al inicio de toda obra, y que impactan en la industria».

Pin It on Pinterest

Share This