La baja en el movimiento de carga hasta abril es más grande de la que se registró en el 2009

Por Panamá América 

La situación económica que atraviesan los principales mercados de Latinoamérica, así como de Europa y Estados Unidos, ha influido en la baja en el movimiento de carga de trasbordo en los puertos panameños, así como en el flujo comercial de la Zona Libre de Colón (ZLC). De acuerdo al último informe de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) sobre el movimiento de carga en los puertos nacionales, hasta el mes de abril, se nota una desaceleración de 14,3% con respecto al mismo periodo del 2015.

Llama la atención que, hasta el mes de abril, todos los puertos, tanto del Atlántico como del Pacífico, registran una baja en su actividad de movimiento de carga. Para el presidente electo de la Cámara Marítima de Panamá, Rommel Troetsch, la situación es muy preocupante.

Destacó que la baja en el movimiento de carga hasta abril es más grande de la que se registró en el 2009, cuando la crisis económica mundial. Panamá International Terminal (PSA) reportó una baja de 23,3% hasta abril en comparación con igual periodo del 2015, así como Balboa, que sufre una disminución de 11,8%.

Por su parte, en el sector atlántico, Cristóbal bajó 14,6% en su movimiento de carga; Manzanillo International Terminal (MIT), 15,7%, y Colón Container Terminal (CCT) bajó 18,7%. Hasta abril pasado, se movilizó un total de un millón 951.324 TEU (contenedores de 20 pies), mientras que el año pasado, en igual periodo, se registraban 2 millones 277.485 TEU.

De acuerdo con expertos, la Zona Libre de Colón (ZLC) también está atravesando una difícil situación, debido a la caída de sus principales mercados, afectados en su mayoría por la devaluación de las monedas. La ZLC registró hasta abril un total de US$5.931.5 millones, lo que representa un decrecimiento acumulado de 20,2% con relación al mismo periodo del año anterior.

Juan Carlos Croston, de Manzanillo International Terminal, indicó que la baja demanda de los principales mercados está ocasionando una reducción en lo que se refiere a movimiento de carga de trasbordo en los puertos nacionales, lo que también está afectando a la Zona Libre.

Sin embargo, puertos como Cartagena y Buenaventura están aumentando su movimiento de carga, ya que Colombia tiene un mercado local muy grande, por lo que los barcos tienen que llegar a estos puertos obligatoriamente para dejar y embarcar mercancía.

«Buenaventura y Cartagena se han posicionado y toca a Panamá sacar ventaja del Canal ampliado en lo que respecta a la distribución de mercancía», dijo.

Pin It on Pinterest

Share This