La Cámara de Comercio cree que han sido 100 primeros días productivos y de expectativas nacionales.

Por Revista Summa

Es justo reconocer que los cien primeros días de la administración gubernamental actual han sido marcados por su voluntad política de afirmar un clima de estabilidad democrática. Lo ha hecho mediante el acercamiento y la consulta con sectores representativos de la sociedad nacional.

En este período se ha dado curso al cumplimiento de promesas contraídas por el mandatario de la República en distintos aspectos, varias de éstas dirigidas a impulsar la reactivación de la economía nacional, tales como la gestión de los fondos para los pagos pendientes con contratistas y productores agropecuarios; esperamos conocer en los próximos días cómo se dará el cronograma de pagos a otros proveedores.

Además, se ha dado un impulso importante al turismo y a las iniciativas sobre leyes que, como las de Asociaciones Público-Privadas (APP) y la presentación del proyecto de reformas a la ley de Contrataciones Públicas, se dirigen a estimular nuestra dinámica económica.

El país requiere que los poderes del Estado observen la colaboración que manda nuestra Carta Política. En ese sentido, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá reitera su disposición a colaborar en todo lo posible que se espere de la empresa privada en general, y en particular de nuestro gremio, para encontrar acuerdo y consenso sobre los asuntos trascendentales de la nación.

A la cabeza de tales asuntos está la adopción de las reformas necesarias a darse en la Constitución Política, proceso que idealmente debe comenzar dentro de la legislatura que transcurre. Con especial énfasis en el sistema de Justicia, el cual ha demostrado que necesita de una transformación urgente.

Además, tal y como ha reiterado este gremio, tanto el Presidente de la República como la Asamblea Nacional tienen una oportunidad histórica de designación y ratificación, respectivamente, con base en méritos, así como calidad moral y ética, de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

También existen expectativas justificadas sobre la nueva gestión directiva de la Caja de Seguro Social, de la cual se esperan respuestas efectivas para los graves problemas que arrastra la entidad.

Aspiramos a que la actual apertura gubernamental y el ánimo de colaboración con todos los sectores permanezca a lo largo de lo que resta de la administración; y que se prolongue en el tiempo para el fortalecimiento de nuestra democracia y de nuestras perspectivas futuras como sociedad.

Pin It on Pinterest

Share This