La construcción de la línea 3 beneficiará a 500.000 personas y colocará a Panamá como modelo de los Sistemas Masivos de Movilidad de la región.

Por Revista Summa

Muy pronto, habitantes y visitantes de la Ciudad de Panamá tendrán la opción de viajar en Metro desde la Estación d Albrook hasta la Estación Ciudad del Futuro, en Panamá Oeste, pasando por Arraiján y Nuevo Chorrillo, en 45 minutos, trayecto que ahora puede tomar el doble en auto, según el tráfico. Cerca de 500.000 personas se verán beneficiadas con esa significativa disminución en el tiempo promedio de viaje. A la vez, la obra fortalecerá la economía de la provincia porque generará más de 5.000 empleos (directos e indirectos), conforme a las fases de construcción.

Ese es el objetivo de la futura Línea 3 (L3) que impulsa Metro de Panamá, empresa con el férreo compromiso de mejorar la movilidad en la capital panameña y continuar aportando al crecimiento económico del país, vía el impulso de nuevos proyectos, bajo el liderazgo del ingeniero Héctor Ortega, director del Metro de Panamá. Tendrá un costo de US$2.844 millones y recibió el aval de la Contraloría General de la República en febrero de este año. Casi de inmediato, en ese mismo mes, el consorcio coreano HPH Joint Venture, responsable de la obra, recibió la orden de iniciar su ejecución. Utilizará el sistema monorriel y se desarrollará en dos fases.

Obras en proceso

La primera etapa del proyecto, que se extenderá de la Estación de Albrook hasta el sector de Ciudad del Futuro, distrito de Arraiján, ya presenta avances en cuanto a los estudios de suelo, topográficos y movimiento de tierra y en el diseño de las 14 estaciones que estarán ubicadas en sitios estratégicos del área oeste del país. Además, están por iniciar las primeras pruebas de los pilotes que sostendrán el viaducto y la obra civil iniciará en cuanto culminen las estudios preliminares, empezando por el área de patios y talleres de la línea ubicada en Ciudad del Futuro. La segunda fase de las obras, por su parte, irá hasta La Chorrera. El embellecimiento de espacios públicos es un aporte adicional. Alrededor de las estaciones se desarrollarán facilidades peatonales y mejoras en las áreas para encuentros.

Reto logístico

La L3 contempla un tramo soterrado de 5,3 kilómetros de longitud, aproximadamente, que atravesará el Canal de Panamá. Su construcción tomará unos 33 meses, equipamiento incluido, tendrá un costo cercano a los US$360 millones y se localizará a una profundidad no mayor de los 65 metros, espacio considerado como “suficiente”, tomando en cuenta la dimensión de los buques y el calado del Canal. De hecho, esa medida cumple con lo solicitado por la Autoridad del Canal de Panamá para el estudio de compatibilidad del proyecto.

“El diseño y construcción de dicho túnel se licitarán por separado. La del diseño ya se encuentra en marcha y más de una veintena de empresas han mostrado interés. La de la construcción será lanzada posteriormente”, detalla el director del Metro de Panamá.

La meta es que la obra completa esté finalizada en 60 meses, financiada por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (Jaica), la cual ofreció un esquema favorable para el Estado panameño.

“La tarifa que pagarán los pasajeros por viaje está aún en estudio, pero podría rondar en un dólar. Calculamos que los costos operativos serán cercanos a los US$41 millones, con una tarifa técnica de 95 centavos que nos permitiría cubrir el costo de mantenimiento”, agrega el director.

3 beneficios adicionales para los panameños

1 Al contar con una vía exclusiva, la velocidad promedio de recorrido en el Metro es superior a la de otros sistemas de transporte, lo que reduce de manera significativa el tiempo del viaje.

2 Amigable con el ambiente, porque al emplear electricidad como fuente de energía no se emiten gases contaminantes, lo que representa un aporte del Metro de Panamá al mejoramiento de las condiciones ambientales de la capital.

3 Transporte seguro, se garantiza con los sistemas permanentes de controles y de vigilancia automatizados en los trenes y en las vías para brindar un servicio confiable y de altas normas de seguridad.

Obras en detalle

  • 24,5 kilómetros de longitud tendrá la primera fase de la Línea 3.
    Incluye 14 estaciones ubicadas en puntos estratégicos.
    Debido a la topografía de la zona, se redujeron pendientes y se ampliaron los espacios de giro del monorriel. Actualmente, se mantienen 12 frentes de trabajo en los que se avanza en forma coordinada, con el fin de llegar a 992 cuando el proyecto esté en plena ejecución hasta generar unos 5.000 empleos directos.

Pin It on Pinterest

Share This