Desde hace 14 semanas, Nicaragua mantiene sobre los cinco dólares el precio promedio del galón de gasolina superior y regular.

Por EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió a la Asamblea Nacional (Parlamento), bajo control del oficialismo, avalar un préstamo al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 200 millones de dólares para reducir el impacto del incremento de los precios de los combustibles sobre la economía nicaragüense, informó este domingo el Poder Legislativo.

«Le solicito se la conceda a la presente iniciativa el trámite de urgencia», abogó el mandatario nicaragüense en la iniciativa enviada a la Junta Directiva del Parlamento, que la colocó en la orden del día para la próxima semana.

El Gobierno de Ortega firmó el pasado 29 de junio un contrato de préstamo con el BCIE por 200 millones de dólares que serán utilizados para financiar la implementación del «Programa Temporal de Apoyo ante la Crisis de los Combustibles en Nicaragua», según la iniciativa.

En su exposición de motivos, el Ejecutivo indicó que a partir de este año «las tensiones internacionales y los conflictos geopolíticos aceleraron la tendencia alcista» de los precios de los combustibles, que empezaron un año antes por la mejora económica registrada en la economía mundial.

Ortega atribuyó el actual alza «por el riesgo teórico de interrupciones en la cadena de suministros por las múltiples sanciones económicas y financieras impuestas por Estados Unidos a uno de los mayores productores de gas natural y petróleo del mundo», cuyo país no mencionó.

En ese sentido, explicó que el incremento del precio del petróleo «es la variable que representa el mayor impacto negativo en la economía», por lo que, con ese millonario préstamo, se busca reducir su impacto.

«Se precisan adoptar medidas graduales que nos permitan mantener la senda del crecimiento económico alcanzado en 2021. Para lograr este objetivo, se hace necesario tomar medidas de política fiscal, dirigidas a contrarrestar los efectos del encarecimiento de los derivados del petróleo sobre sectores prioritarios, tales como transporte a nivel nacional, tarifa energética, tarifa del agua, producción agropecuaria, entre otras», precisó.

Desde hace 14 semanas, Nicaragua mantiene sobre los cinco dólares el precio promedio del galón de gasolina superior y regular.

El costo de la gasolina superior continuó en 5,16 dólares y el de la gasolina regular, 5,04 dólares. En tanto, el diésel, utilizado en el transporte de carga y colectivo, se sostuvo en 4,55 dólares por galón (3,78 litros), de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Según el Ejecutivo, al asumir el 100 % de las alzas en los precios de los combustibles y del gas licuado de cocina, el Estado de Nicaragua desembolsa entre 4 y 6 millones de dólares semanales.

Pin It on Pinterest

Share This