Las operadoras apuestan por un servicio de calidad.
POR Carolina Barrantes, Alejandra Soto y Rainer Tuñón

La quinta generación de tecnología de comunicaciones móviles, mejor conocida como 5G, marcará un antes y un después en el sector y estará al alcance de la mano en cuestión de dos años. Como preparación, las operadoras que se distribuyen el mercado regional –Tigo, Digicel, Claro, Cable & Wireless, Telefónica y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) con su marca Kölbi– han mejorado sus servicios en 4G e incluso empiezan a aventurarse en ofrecer la tecnología 4.5G, presionadas por el surgimiento de nuevas aplicaciones, servicios complejos en streaming y un aumento en la cantidad de conexiones y descargas que hacen necesaria y urgente una renovación para satisfacer a sus clientes.

Hacia el 4.5G

La costarricense Kölbi fue pionera en la implementación de la red móvil 4.5G, que supera con creces las posibilidades que brinda la 4G. Empezó a ofrecer la tecnología a finales del año pasado y desde ese momento ha incrementado en 600% la cantidad de soluciones instaladas. El proyecto ha demandado un despliegue agresivo de infraestructura y el crecimiento se ha dado de manera simultánea en todo el país. No obstante, en la capital San José la concentración es mayor, seguida por Guanacaste, que genera gran can- tidad de tráfico de datos dado su perfil turístico. También maneja proyectos a futuro: alcanzar 100% de cobertura en las redes 4G, ampliar aún más la cobertura 4.5G, incorporar oferta de servicios digitales y en la nube, así como servicios orientados a oferta IoT, de acuerdo con Luis Roberto Hernández, director de la Unidad de Productos y Servicios de Telecomunicaciones ICE.

Digicel va por el mismo camino e incluso se adelantó a sus competidores con una apuesta de data ilimitada, cuyo resultado ha mostrado signos positivos entre los clientes, al principio incrédulos sobre la propuesta de obtener beneficios sin límites para navegar con mayor libertad y cobertura dentro del territorio panameño por una mensualidad fija.

La estrategia forma parte de un agresivo plan de expansión e inversión que supera los US$100 millones, pensando tanto en los negocios de móviles como ICT (Infraestructuras Comunes de Telecomunicaciones) y Business Solutions, siempre activos en el desarrollo de últimas tendencias para beneficio de los clientes, afirma Santiago Gradin, sales director de Digicel Panamá.

“Creo que los tomamos por sorpresa. Primero porque uno de los valores agregados es que tenemos una LTE Pro que se diferencia del resto. Eso significa que el cliente puede navegar donde antes no podía e interactuar donde no existía un operador dando el servicio. Es parte de nuestro compromiso para reducir la brecha digital”, explica Gradin.

Más inversión

Entretanto, Telefónica Centroamérica op- tan por seguir innovando. La multinacional española, con una inversión anual superior a los US$180 millones en la región, se ha concentrado en las redes inalámbricas de alta velocidad. La mayor parte de ese monto va destinado a mejorar la red, tener una mejor conectividad y, por ende, una mejor experiencia con los servicios que ofrece.

La corporación tiene presencia en Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, mercado donde pretende continuar innovando y brindar tecnología de primer orden.

“Nuestras redes están preparadas para su evolución a 4.5G y, eventualmente, a 5G. La implementación de ese salto tecnológico es posible gracias a la activación de nuevas funcionalidades que permitirán a los smartphones mejorar la comunicación de punto a punto y mejorar las velocidades hasta en un 30%”, afirma Osman Rodríguez, CEO de Telefónica Centroamérica. Sin embargo, para alcanzar esos objetivos la empresa considera que la región y los gobiernos enfrentan retos importantes. “Es fundamental impulsar la competitividad del sector, garantizar la disponibilidad de espectro futuro y promover una regulación que favorezca la innovación y el correcto desarrollo de las redes móviles”, añade Rodríguez.

En el caso de Tigo, la estrategia es construir autopistas digitales y brindar las mejores redes fijas y móviles. Se enfoca en aumentar sus clientes en redes 4G, que hoy superan los 3 millones –247.000 de ellos han sido agregados en lo que va del año–. También trabaja en expandir la red de cable de fibra coaxial (HFC) con el fin de brindar servicios de banda ancha y televisión por cable, rápidos y confiables.

“Hemos invertido en nuestra red fija HFC, la cual cubre más de 842.000 hogares en Centroamérica y durante el segundo trimestre llegamos a más de 9 millones de conexiones residenciales que represen- tan un crecimiento del 16% anual”, afirma Marcelo Benítez, VP Centroamérica de Mi- llicom/Tigo.

Además, continúa con un enfoque en economías emergentes al ser los mercados de Latinoamérica más del 90% de su negocio. “Vemos una gran oportunidad de crecimiento en Guatemala, donde aumentamos nuestra base de suscriptores móviles con la adición de 122.000 nuevos clientes en el segundo trimestre de 2018, incluidos 154.000 nuevos usuarios de datos 4G para teléfonos inteligentes. En el segmento residencial, agregamos 75.000 hogares en el mismo periodo. Otro mercado donde vemos una importante oportunidad de crecimiento es Honduras, donde seguimos creciendo en pospago y agregamos un récord de 182.000 usuarios de datos de teléfonos 4G en el segundo trimestre de 2018”, agrega Benítez.

De 2014 a 2017, Millicom –a través de sus operaciones locales TIGO en El Salvador, Costa Rica, Guatemala y Honduras– destinó más de US$1.400 millones al fortalecimiento de de infraestructura y operaciones, inversión social y capital humano. En el segundo trimestre de 2018, el 88% de la inversión se centró en redes móviles y fijas.

Más cobertura

Por su lado, Cable & Wireless Panamá hace énfasis en su sólida posición financiera y operativa para conducir el negocio mirando hacia adelante y lo ha dejado plasmado hasta en su reporte de resulta- dos. La empresa es propiedad conjunta de Cable & Wireless Communications Limited (49%) –subsidiaria de Liberty Latin America Ltd.– el Gobierno de la República de Panamá (49%) y un fideicomiso en favor de los colaboradores (2%).

Julio Spiegel, su presidente ejecutivo y gerente general, destaca como ventajas competitivas la expansión en su cobertura LTE en todo el país para los servicios de telefonía móvil y sus soluciones de voz sobre Wi-Fi (VoWiFi) para clientes móviles y sobre LTE (VoLTE), enfocadas en hacer crecer sus relaciones con los clientes. Claro, mientras tanto, ha desarrollado plataformas de servicios integrados que buscan ofrecer a los clientes nuevos soluciones de comunicación mejoradas y con mayores velocidades de transmisión de datos.

Además, realiza inversiones en sus redes de forma continua, con el objeto de incrementar la cobertura, modernizar su oferta y optimizar la capacidad de transmisión.

Pin It on Pinterest

Share This