Portavoz de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Liz Throssel, insta al Estado de Nicaragua a cumplir con obligaciones internacionales de garantizar la libertad de expresión y la libertad de reunión pacífica y de asociación. Y a los manifestantes a expresarse de forma pacífica.

Por La Prensa

La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió este viernes un comunicado donde expresó su preocupación sobre la situación que vive Nicaragua tras las protestas antireformas a la seguridad social y que ya han dejado un saldo mortal de un policías y dos jóvenes fallecidos.

Esa Oficina a través de su portavoz, Liz Throssell, hizo un llamado a las autoridades de Nicaragua a evitar nuevos ataques contra los manifestantes y los medios de comunicación.

“El Estado nicaragüense debe cumplir sus obligaciones internacionales para garantizar que las personas puedan ejercer libremente sus derechos a la libertad de expresión y a la libertad de reunión pacífica y asociación. También instamos a los que se manifiestan a hacerlo de forma pacífica”, expresó la portavoz.

En una nota de prensa publicada en el sitio oficial de esa organización señala que las protestas que este viernes entran a su tercer día en diferentes puntos del país fueron causadas por las reformas al sistema de pensiones anunciadas por el gobierno de Daniel Ortega, que aumentan los pagos de cuotas para trabajadores y empleadores y crean una nueva cotización para los jubilados en Nicaragua.

Según despachos de prensa, la mayoría de las personas que se han lanzado a las calles son jóvenes y ancianos, refiere la nota de  esa Oficina de Naciones Unidas.

“Estamos profundamente preocupados por la muerte de al menos tres personas, y de que decenas hayan resultado heridas en Nicaragua durante las protestas que están teniendo lugar esta semana contra las reformas a la seguridad social anunciadas por el gobierno ”, expresó Throssell, tras señalar: “Asimismo, se ha informado de que algunos periodistas han sido atacados durante las protestas y es preocupante que varios canales de televisión que estaban cubriendo los hechos hayan sido cerrados por el gobierno”.

Al igual que Naciones Unidas este jueves la organización Amnistía Internacional también se había presentado alrededor de este tema.

“Las autoridades nicaragüenses deben garantizar que las personas puedan expresarse libremente sin temor de represalias. El Estado debe poner un fin inmediato a todos actos de agresión en contra del público y la prensa, y realizar una investigación expedita, imparcial e independiente para llevar ante la justicia a todos los responsables de estos siniestros ataques”, demandó este jueves Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Pin It on Pinterest

Share This