Efectivamente, es difícil aceptar que el género masculino tiene más posibilidades al momento de emprender, el número de empresas que existen actualmente muestran la realidad de dicho pensamiento.

Por Revista Summa

Actualmente es fácil contar con un negocio online o inclusive outline pero, ¿en realidad existe una diferencia para iniciar su propia empresa si es mujer u hombre?

Efectivamente, es difícil aceptar que el género masculino tiene más posibilidades al momento de emprender, pero el número de empresas que existen en la actualidad muestra la realidad de dicho pensamiento. Para conocer algunas de las dificultades que presentan las mujeres en los negocios es necesario analizar la forma de pensar de ellas mismas, de su entorno, para así establecer si dichos obstáculos pueden vencerse y cómo afrontarse de la mejor manera.

Para entender el tema mejor es necesario pensar en 3 aspectos fundamentales, obstáculos personales, obstáculos culturales y obstáculos físicos o financieros. Para muchas emprendedoras el miedo y las barreras que su propia mente crea son lo suficiente fuertes para impedirles dar el gran paso para crear su propia empresa, conozca algunos de estos obstáculos.

Obstáculos personales

  • Miedo al fracaso

Aunque sea difícil de creer el miedo al fracaso es uno de los obstáculos principales que tiene una mujer al momento de emprender un negocio. El miedo al fracaso es uno de los titubeos principales de cualquier emprendedor (sea hombre o mujer) que no quiere ver perder su tiempo y sobre todo su dinero.

  • Falta de inspiración

Algunas mujeres no tienen como meta principal iniciar su propio negocio, aunque demuestran que pueden trabajar duro para superarse, les es difícil creer que el mundo de los negocios es para ellas.

  • Falta de tiempo

Para las mujeres que tienen hijos, que se encuentran realizando sus estudios o que se desarrollan profesionalmente tienen muy poco tiempo libre para emprender. Esta es una de las razones porque muchas de las mujeres no pueden iniciar un negocio. Aunque muchas otras mujeres inician un negocio siendo jóvenes lo hacen gracias a que aún no tienen consigo tantas responsabilidades.

  • Barreras mentales

Emprender un negocio actualmente es muy fácil y sencillo, pese a esto existen muchas mujeres que luchan contra una barrera muy grande: ellas mismas.

  • Miedo a la innovación

Algunas mujeres tienen experiencia comprando online pero muchas otras aún tienen miedo a la era tecnológica y es por lo que pensar en exportaciones y ventas online les aterra pues son demasiado conservadoras y tradicionalistas para poder explotar otras posibilidades de negocio fuera de lo convencional, es por esto que prefieren las que están dentro de su zona de confort.

Así como es importante conocer los aspectos que limitan personalmente a las mujeres a emprender su propio negocio es necesario conocer los aspectos dentro de su propia cultura y entorno que limitan su potencial.

  • Machismo

Esta es la suma de algunos comportamientos que en su conjunto causan un limitante para muchas mujeres que intentan formar su propio negocio. A esto debemos agregarle que las pocas mujeres que logran crear su propio negocio son más susceptibles a robos y fraudes solo por esa imagen machista en la cual se muestra a la mujer como una figura débil e incapaz de protegerse.

  • El entorno cultural

Desde el punto de vista cultural, en muchos países a la mujer se le hace creer que no puede desempeñar los mismos roles que desempeña un hombre. Con el paso de los años ha ido cambiando poco a poco la forma de verse a la mujer en la sociedad y sin duda se ha trabajado mucho en leyes que aseguren la igualdad de género y las oportunidades para que las mujeres puedan emprender.

  • El entorno familiar

Aunado a esto el entorno familiar es otro limitante pues al no compartir ideas de igualdad las emprendedoras son mal vistas y criticadas fuertemente por su propia familia al buscar generar ingresos por ellas mismas. El entorno cultural tiene mucho que ver al momento de tomar decisiones pues los estereotipos son un gran obstáculo al momento de crear un negocio nuevo.

Obstáculos físicos o financieros

Otro aspecto del cual es necesario conocer son aquellos en el cual intervienen apoyos financieros a partir de políticas públicas que ayuden a las emprendedoras para tener sus propios negocios.

  • Desconocimiento de programas de apoyo y financiamiento para mujeres

En todos los países existen programas que apoyan a las mujeres para que puedan tener su negocio propio, pero uno de los problemas de estos es que su difusión es incipiente.

  • Préstamos con tasas de interés altos

Una vez que las emprendedoras logran conseguir un préstamo personal para iniciar su negocio se topan con intereses demasiado altos para pagar con las ganancias que apenas se encuentran generando, lo que muchas veces frena la idea de continuar con sus empresas.

  • Utilización de fuentes personales para financiar el negocio

A pesar de que existen créditos para las emprendedoras muchas de ellas optan por no pedirlos utilizando así fuentes personales de ingreso para financiar su empresa con tal de conseguir a largo plazo un retorno de esa inversión. En muchos de los casos esa ganancia no puede percibirse a corto plazo lo cual llega a afectar sus ahorros o a los ahorros familiares.

Ya sea por un problema cultural, de falta de recursos económicos o de barreras mentales, las mujeres deben vencer todos esos obstáculos que se presenten y demostrarle al mundo que no son para nada el sexo débil, al contrario, que tiene las mismas habilidades que el hombre para crear una empresa exitosa y competitiva a nivel global.

Pin It on Pinterest

Share This