El 2020 será un año de gran crecimiento para los activos digitales.

Por Revista Summa

Visitar un banco o ingresar a una sucursal electrónica, es una acción muy cotidiana para las personas económicamente activas alrededor del mundo. De igual manera, las monedas a utilizar para transacciones o tipos de cambio, son también acciones cotidianas en su naturaleza para estos servicios convencionales.

Sin embargo, en muchas partes del mundo, hablar de criptomonedas y activos digitales se ha convertido en una manera cotidiana y a la vez segura de tener acceso a una amplia gama de opciones, las cuales son compatibles con el mercado actual y se ajustan de manera extraordinaria a la época que vivimos de innovación y tecnología. Su uso a nivel mundial ha tenido como piedra angular la seguridad, característica medular que tiene este tipo de transacción y que ha cautivado tanto a conocedores como usuarios nuevos.

Obsidiam, una empresa internacional con sede en Costa Rica y que se encuentra en zona franca, desarrolló una plataforma para la comercialización de Activos Digitales y ofrece un ecosistema de servicios que permite a los usuarios realizar todo tipo de transacciones en un solo ambiente, operado bajo los más altos estándares de seguridad.

Los Activos Digitales son cualquier recurso que existe de forma digitalizada y al ser tratados como propiedad, se pueden vender, comprar o licenciar. En la actualidad, los más utilizados son criptomonedas como el bitcoin.

“Las limitaciones en la región para acceder a cuentas bancarias son cada vez mayores y las monedas locales no disponen de grandes oportunidades de inversión, por ende, los Activos Digitales se han convertido en la solución por excelencia para aquellos que buscan una alternativa”, comenta Tatiana Vargas, Gerente de Mercadeo de Obisidiam.

Es así como esta innovadora alternativa ofrece accesibilidad, universalidad, bajo costo de transacciones y fácil acceso, siendo las anteriores solo algunas de las características más atractivas de las Criptomonedas, un recurso que se ha convertido en un punto alto para hacer negocio.

“Con Obsidiam se puede comprar, vender, intercambiar y transferir activos digitales de manera internacional con solo registrarse. De esa manera, se activa un código de seguridad personal y en minutos queda verificada la identidad del usuario, accediendo a un amplio mundo de opciones, como enviar remesas de manera inmediata y sin comisiones entre usuarios; así como comprar bienes varios o pagar un servicio profesional”, agrega Tatiana.

El servicio de Compra y Venta que ofrece Obsidiam es de muy simple acceso y utiliza la modalidad P2P (de persona a persona), que permite que sean los mismos usuarios quienes definan las condiciones mientras la empresa, a través de la plataforma, custodia el Activo en venta como parte de su soporte en seguridad para ambas personas.

“La plataforma es una experiencia inigualable, desde el producto en sí, hasta un Servicio al Cliente de primera categoría. Una simplicidad increíble para los nuevos aventureros que necesitan acompañamiento y para los expertos”, finaliza.

El Intercambio (Exchange comúnmente referido) está disponible en dos versiones: Simplificado y Avanzado. Ambos poseen las mismas funcionalidades, la gran diferencia entre estas radica en que el Simplificado es fácil de usar, mientras que el Avanzado tiene información de históricos, tendencias y procesos en datos y gráficos complejos (esta suele ser la preferida de los “Traders” o Expertos).

ObsiPay, el servicio para enviar remesas inmediatas y sin comisiones en Activos Digitales entre usuarios, es apto hasta para el más principiante y permite al emisor definir la cantidad a enviar en la moneda de preferencia y en cual Activo Digital.

El lanzamiento oficial de Obsidiam se realizará por etapas, estrenando la Versión Beta (sin el exchange) el próximo Lunes 16 de marzo, para que entendidos y curiosos de este mundo, prueben la plataforma

Pin It on Pinterest

Share This