Exportadores deben esperar hasta seis días para embarcar contenedores.

Por Revista Summa

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO) y la Cámara de Armadores y Agentes Vapores (NAVE), ven con preocupación el retraso de cinco meses en la puesta en operación de dos grúas pórticas en Moín, las cuales fueron adquiridas por un monto de US$16 millones. Ante el congestionamiento que enfrenta este puerto actualmente, estas grúas hubiesen agilizado la atención de los buques en plazos más expeditos, sin embargo, este aplazamiento representa costos adicionales excesivos tanto para el sector exportador como para los navieros.

En el caso del sector exportador, ha ocasionado demoras para embarcar contenedores de aproximadamente cinco días, provocando gastos adicionales en tomas eléctricas para mantener la calidad de los productos frescos, cambios en la logística y postergación de la llegada de los productos a los clientes en el exterior.

El retraso también ha obligado a muchos buques atracar en puertos de Panamá u otros puertos cercanos, que ocasionan según reportes de líneas navieras, costos adicionales que superan los US$250.000 incluso US$500.000 en un buque con destino a Europa que debio ser charteado para cumplir con el servicio establecido en el tiempo de transito y evitar perdidas mayores. Además estas demoras generaron en el país la espera de más de 1.500 contenedores refrigerados de fruta que debían embarcar, adicionalmente derivó un desabasto de productos importados esenciales de materias primas a industrias.

Estos sectores ven con preocupación que cinco meses después de la llegada de las grúas aún no estén operando. Las grúas debían empezar a dar el servicio en setiembre anterior, no obstante una falla eléctrica pospuso su puesta en marcha obligando a JAPDEVA a contratar una planta generadora de electricidad, la cual representa un costo de $60 mil por trimestre, es decir, JAPDEVA ha pagado proporcional a la fecha US$80.000 en electricidad por dos grúas que no están dando servicio.

Posteriormente JAPDEVA intentó instalarlas, pero una supuesta falla mecánica impidió la activación,
no obstante, dicha entidad no da claridad de la razón exacta de la falla, tampoco menciona si aplicaron la garantía del proveedor ni explican cuándo llegarán los repuestos provenientes de Europa.

Para el sector naviero y para el sector exportador estas grúas son urgentes para agilizar el comercio internacional dado el periodo que resta para la entrada en operación de la Terminal de Contenedores de Moín. “Una vez que esta terminal inicie operaciones, dichas grúas estarán subutilizdas. Para el sector naviero es apremiante implementar en el corto tiempo estas grúas para recuperar un pequeño porcentaje de esta gran inversión nacional, es por eso que solicitamos a las autoridades de JAPDEVA claridad y exactitud en la fecha que empezarán a operar estos equipos, ya que hasta el momento mantienen reserva con las causas de estos atrasos”, explicó Edgardo González, Presidente de NAVE.

“Actualmente vivimos un congestionamiento portuario a pesar de tener las herramientas para que esto no suceda. Es urgente el funcionamiento de estos equipos de JAPDEVA, es por esta razón que solicitamos reparar las grúas pórticas para liberar este congestionamiento en el puerto de Moín y evitar más demoras en el comercio exterior”, explicó Laura Bonilla, Presidenta de CADEXCO.

Pin It on Pinterest

Share This