Bajo esta normativa, las entidades públicas deberán contratar bienes y servicios en general de forma conjunta.

Por Revista Summa

La Presidencia de la República de Nicaragua aprobó una normativa en la que se establece la obligación prioritaria de las instituciones dentro del sector público, a realizar adquisición de bienes y contratación de servicios generales por medio de compras corporativas, donde el Ministerio de Hacienda y Crédito Público será el ente regulador de las finanzas públicas y las contrataciones del Estado.

La disposición fue adoptada a través del Decreto No. 25-2019 “Decreto de Obligación del Sector Público de Realizar Compras Corporativas”, el cual entrará en vigencia a finales del mes de noviembre de 2019. En él se implementa la exclusividad que tendrá Hacienda como comprador único de las instituciones del Estado bajo la modalidad de compras corporativas, de acuerdo a los parámetros y condiciones establecidos en la Ley No. 737, «Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público» y su reglamento, añadiendo que además, el Ministerio de Hacienda deberá remitir noventa (90) días después de la entrada en vigencia del Decreto, un informe de su cumplimiento, únicamente a la Presidencia de la República.

Bajo esta normativa, las entidades públicas deberán contratar bienes y servicios en general de forma conjunta, con un solo procedimiento de selección, pero suscribiendo de forma independiente, los contratos que correspondan con el proveedor o proveedores que hayan sido seleccionados.

No obstante, todos aquellos contratos vigentes y en ejecución, derivados de los procesos de adquisiciones y contrataciones que hayan suscrito las instituciones del sector público con sus proveedores, deberán continuar y concluir de acuerdo a las condiciones contraídas.

Pin It on Pinterest

Share This