Desde hace 14 semanas, Nicaragua mantiene sobre los cinco dólares el precio promedio del galón de gasolina superior y regular.

Por EFE

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua autorizó este martes al Ejecutivo gestionar un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 200 millones de dólares para reducir el impacto del incremento de los precios de los combustibles sobre la economía nicaragüense.

El decreto del contrato de préstamo, enviado con carácter urgente por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue aprobado con el voto de 90 de los 91 diputados. Uno estuvo presente y no votó.

El Gobierno de Ortega firmó el pasado 29 de junio un contrato de préstamo con el BCIE por 200 millones de dólares que serán utilizados para financiar la implementación del «Programa Temporal de Apoyo ante la Crisis de los Combustibles en Nicaragua», según el decreto.

En la iniciativa, el Ejecutivo indicó que a partir de este año «las tensiones internacionales y los conflictos geopolíticos aceleraron la tendencia alcista» de los precios de los combustibles, que empezaron un año antes por la mejora económica registrada en la economía mundial.

Ortega atribuyó el actual alza «por el riesgo teórico de interrupciones en la cadena de suministros por las múltiples sanciones económicas y financieras impuestas por Estados Unidos a uno de los mayores productores de gas natural y petróleo del mundo», cuyo país no mencionó.

DEBATE POR ALCANCE DEL PRÉSTAMO

Durante el debate, los legisladores sandinistas José Figueroa y Wálmaro Gutiérrez dijeron que ese empréstito permitirá no afectar el precio del pasaje del transporte urbano colectivo, del transporte intermunicipal, ni del transporte acuático.

Figueroa señaló que Nicaragua, que no es un país productor de petróleo, es «altamente dependiente del petróleo y sus derivados» y sus alzas tienen efectos directos sobre los costos de los servicios, de los alimentos, y el poder adquisitivo de las familias.

Por su lado, el legislador liberal opositor Walter Espinoza dijo que ese nuevo préstamo de Nicaragua, «siempre con el BCIE», se trata de un «respiro pequeño» y «un pequeño alivio» ante la crisis de los combustibles.

Señaló, además que «este es un préstamo más que tenderemos que pagar».

En ese sentido, precisó que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua ha contratado en lo que va de año «tres préstamos con el mismo BCIE, los cuales suman 605,5 millones de dólares».

Recordó que Nicaragua tiene un limite de endeudamiento este año hasta por 1.046 millones de dólares.

GASOLINA SOBRE LOS CINCO DÓLARES

El legislador sandinista Gutiérrez aseguró que la política de endeudamiento de Nicaragua es sana y responsable, y que sus recursos están dirigidos a proyectos sociales.

Además, sostuvo que el préstamo con el BCIE «no es un minúsculo ni insignificante parche, al contrario, es un apoyo a todos los sectores de la economía».

Desde hace 14 semanas, Nicaragua mantiene sobre los cinco dólares el precio promedio del galón de gasolina superior y regular.

El costo de la gasolina superior continuó en 5,16 dólares y el de la gasolina regular, 5,04 dólares. En tanto, el diésel, utilizado en el transporte de carga y colectivo, se sostuvo en 4,55 dólares por galón (3,78 litros), de acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Energía (INE).

Según el Ejecutivo, al asumir el 100 % de las alzas en los precios de los combustibles y del gas licuado de cocina, el Estado de Nicaragua desembolsa entre 4 y 6 millones de dólares semanales.

Pin It on Pinterest

Share This