En todas sus operaciones alrededor del mundo, Nestlé realiza esfuerzos para reducir, reutilizar y reciclar los residuos de sus operaciones.

Por Revista Summa

Nestlé, empresa de alimentos y bebidas más grande del mundo, anunció que invertirá más de 2 050 millones de dólares para liderar el cambio de plásticos vírgenes a plásticos reciclados aptos para envasar alimentos y acelerar el desarrollo de soluciones innovadoras de envasado sostenible.

Lo anterior es parte de las acciones de la transnacional suiza para alcanzar que el 100 % de sus envases sean reciclables o reutilizables para el año 2025.

La calidad y la seguridad de los alimentos es prioridad para la industria alimentaria y los empaques juegan un papel importante para garantizarlas. La mayoría de los plásticos reciclados tienen dificultad para ser reutilizados como envases alimentarios, por lo que la cantidad disponible de plástico reciclado para este uso es limitada.

Por lo anterior, el objetivo de Nestlé es crear un mercado de plástico reciclado apto para la industria alimentaria. Para lograrlo se compromete a obtener hasta dos millones de toneladas métricas de plásticos reciclados aptos para envasar alimentos y asignar más de US$1.500 millones para pagar una prima por estos materiales, desde ahora y hasta
el 2025.

Nestlé también dio a conocer que, durante ese mismo periodo, reducirá en un tercio el uso de plásticos vírgenes, mientras trabaja en alianza con otros agentes para avanzar en procesos de economía circular y en su esfuerzo por mantener limpios de plástico los océanos, lagos y ríos.

En palabras de Mark Schneider, CEO de Nestlé: “Ningún plástico debería terminar en el vertedero o en la basura. Hacer que los plásticos reciclados sean seguros para los alimentos es un enorme desafío para nuestra industria. Es por eso que, además de minimizar el uso de plásticos y recoger residuos, queremos cerrar el ciclo y hacer que más plásticos sean infinitamente reciclables. Estamos dando grandes pasos para crear un mercado más amplio de plásticos reciclados aptos para la alimentación e impulsar la innovación en la industria de empaques. Damos la bienvenida a otros agentes para que se unan a nosotros en este viaje”.

Esfuerzos en Centroamérica

En todas sus operaciones alrededor del mundo, Nestlé realiza esfuerzos para reducir, reutilizar y reciclar los residuos de sus operaciones.

“Como compañía trabajamos bajo el enfoque de Creación de Valor Compartido, sabemos que necesitamos bosques, suelos y océanos saludables para obtener los recursos que utilizamos. No queremos que nuestros empaques terminen en vertederos o en el mar.

Estas iniciativas y compromisos globales permean en nuestra región y se adaptan para convertirlas en programas acorde a las necesidades y realidades de nuestros países”, explicó Claudia Alvarado, Gerente de Sostenibilidad de Nestlé Centroamérica.

Algunas de las iniciativas ambientales de Nestlé en la región son:

 Reciclaje de cápsulas de Nescafé Dolce Gusto: programa que permite reutilizar las cápsulas posconsumo para generar energía alternativa o madera plástica. Gracias a este programa, durante el 2019 se logró retirar de los vertederos de Costa Rica y Guatemala más de 570.000 cápsulas.
 Cero Residuos: en Guatemala todos los residuos producto de la operación de la compañía son valorizados y reciclados. Por ejemplo, los empaques laminados de culinarios Maggi son valorizados como energía alternativa para hornos cementeros. A la misma vez, la operación hondureña de Nestlé es cero residuos desde octubre de 2019.
 Reciclaje de laminados Presto: Nestlé Nicaragua inició la revalorización de los empaques posconsumo de café Presto para convertirlos en mobiliario escolar.

Además, la compañía trabaja para reducir la cantidad de plástico fabricando empaques hechos a la medida, sin comprometer el sabor y la calidad de sus productos. Actualmente, el 78 % del portafolio de la compañía en la región se comercializa en empaques diseñados para ser revalorizados. En 2019, esto representó 12 500 toneladas de empaques diseñados para reciclarse.

Nestlé Panamá y Nestlé Costa Rica también son socios estratégicos de ecoins, un programa regional de incentivos y educación para el consumidor en materia de reciclaje y la revalorización de residuos.

Pin It on Pinterest

Share This