Este periodo de crisis es visto por la mayoría de ellos como una oportunidad para su vida personal y laboral.

Por El Salvador

Las personas nacidas entre 1982 y 1994 o también conocidas como los Millennials han sido catalogados como un grupo que prefiere la movilidad laboral a permanecer muchos años en un mismo puesto de trabajo.

Sin embargo la última Encuesta Millennials 2020 realizada por la consultora Deloitte, demuestra que la pandemia ha cambiado esa idea y la mayoría de los jóvenes de esta generación están considerando una mayor estabilidad laboral para los próximos años.

Después de varios años de aumento, menos de una tercera parte de la generación del milenio anticipa ahora un cambio de trabajo en los próximos dos años. Los jóvenes citaron la necesidad de estabilidad como razón para su deseo de quedarse. Otra razón podría ser que los miembros de más edad de esta generación se aproximan a los 40 años, por lo que la edad podría influir en sus respuestas.

Deloitte encuestó a millennials, aquellos nacidos entre enero de 1983 y diciembre de 1994, e individuos de la Generación Z, los nacidos entre enero de 1995 y diciembre de 2003.

El porcentaje de millennials que dijeron que podrían irse en dos o menos años se redujo desde 49% a 31% el año pasado, mientras que aquellos que anticipan quedarse con su empleador actual durante cinco o más años aumentaron a 35% desde el 28%. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, las personas nacidas a principios de la década de 1980 tuvieron de media 8.2 empleos entre las edades de 18 y 32 años.

Seis de cada 10 encuestados dijeron que les gustaría tener la opción de trabajar de forma remota en lugar de trasladarse por un trabajo, aunque los de la generación Z estaban más interesados en trasladarse. Y más de la mitad, un 56%, de ambos grupos dijeron que si tienen la oportunidad de trabajar desde casa, optarían por vivir fuera de las principales ciudades, donde el coste de vida es más bajo.

Más resilientes

En su novena edición, esta encuesta también revela que ambas generaciones se mantienen resilientes frente a la adversidad y que están decididas a impulsar un cambio positivo en sus comunidades y en todo el mundo. La encuesta de este año consta de dos partes: por un lado, una encuesta primaria, que abarcó a 18,426 personas millennials y Gen Z, en 43 países, realizada entre noviembre de 2019 y principios de enero de 2020; por otro lado, una encuesta de pulso, que comprendió a 9,102 personas, de más de 13 países, realizada entre abril y mayo de 2020, en medio de la pandemia mundial.

“La pandemia del COVID-19 ha cambiado radicalmente nuestra forma de vida -la manera en que trabajamos, socializamos, compramos y más- y las generaciones jóvenes se vieron especialmente afectadas”, dice Michele Parmelee, Directora de People and Purpose de Deloitte Global. “Sin embargo, a pesar de las condiciones inciertas y desalentadoras, los millennials y la Gen Z expresan una capacidad de resiliencia impresionante y muestran resolución para mejorar el mundo.

A medida que reconstruimos nuestras economías y nuestra sociedad, los jóvenes serán un factor crítico en la configuración del mundo que emerge”. El informe destaca cómo las consecuencias de la pandemia han afectado drásticamente las carreras de los trabajadores jóvenes.

La crisis del COVID-19 puede haber reforzado estas inclinaciones, ya que casi las tres cuartas partes dijeron que la pandemia los ha hecho más comprensivos con las necesidades de los demás, por lo que tomarán las medidas pertinentes, para impactar positivamente en sus comunidades. El enfoque de los millennials y la Gen Z, en hacer el bien, también se refleja en sus hábitos de compra. Alrededor del 60% dijo que planea comprar más productos de las grandes empresas que se han hecho cargo de su fuerza laboral y que han impactado positivamente a la sociedad.

Pin It on Pinterest

Share This