Los débiles datos económicos en China provocaron que el principal índice de la BMV cayera 2.2%. En Wall Street, los principales indicadores perdieron 3%.

Por Expansión

Los débiles datos económicos publicados por China y la zona euro avivó el temor de una recesión a nivel global. Esta preocupación pasó al mercado bursátil haciendo que los principales índices cayeran más de 2%.

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el IPC, cayó 2.2% a 38,605.79 puntos, su nivel más bajo desde marzo de 2014. El IPC lleva cuatro jornadas consecutivas a la baja y en el año ya acumula una pérdida de 7.2%.

El FTSEBIVA de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) retrocedió 1.9% a 793.97 puntos.

En Wall Street, los principales índices también cayeron por los temores a una recesión. El Dow Jones y el Nasdaq cerraron con una baja de 3% y el S&P 500 cayó 2.9%.

La economía china se deterioró en julio más de lo esperado. La producción industrial china subió 4.8%, su crecimiento más débil desde 1990, resaltando el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos.

En la zona euro, los datos muestran el freno de la economía. En la región, el PIB creció 0.2% en el segundo trimestre de 2019, ante la pérdida de impulso de las economías de todo el bloque, especialmente la alemana, que en el periodo registró una baja en su PIB de 0.1%.

«Con las principales economías de la zona euro reportando un crecimiento negativo, es posible que veamos una recesión”, advirtió Jeff Klearman, de GraniteShares.

Oro sube, petróleo baja

Las decepcionantes cifras también afectaron el precio del petróleo. El del Brent cayó 3%, a 59.48 dólares por barril, y el WTI bajó 3.3%, a 55.23.

Por el contrario, el precio del oro subió. El precio del metal dorado al contado subía 1.1% a 1,517.88 dólares la onza.

Este metal es considerado un activo seguro, que cuando los demás caen, este mantiene su valor y por lo tanto los inversionistas compran más oro para protegerse.

Pin It on Pinterest

Share This