El monto negociado en quetzales aumentó un 52.5 % en relación al 2020.

Por Revista Summa

La Bolsa de Valores Nacional cerró 2021 con resultados favorables no obstante las dificultades generales ocasionadas por la aguda crisis mundial que desencadenó la pandemia del Covid-19.

Al 31 de diciembre los volúmenes totales de operaciones alcanzaron los Q836,692 millones y el volumen anualizado de operaciones en Q246,368 millones.

Aunque el año presenta un descenso en el volumen total negociado versus el 2020, el volumen anualizado del año (que permite comparar los montos negociados en plazo) es superior al del año anterior y el Mercado Primario Privado mostró un gran crecimiento, alcanzando valores récord, lo cual muestra mayor solidez y confianza de inversionistas en el mercado bursátil nacional.

Además, refleja que la Bolsa de Valores es una alternativa atractiva para las empresas que deseen obtener financiamiento, explicó el gerente general de esta entidad, Rolando San Román.

MÁS CONFIANZA

El mercado primario privado, en el que se colocan los valores que las empresas ponen a disposición del público inversionista por primera vez en la Bolsa, mostró especial dinamismo.

El monto negociado en quetzales aumentó un 52.5 % en relación al 2020, mientras que los valores expresados en dólares registraron una ligera disminución, al pasar de Q364 millones en 2020 a Q288 millones en 2021(montos expresados en moneda nacional pero negociados en dólares de los Estados Unidos de América).

Además de destacar los resultados del Mercado Primario Privado, el gerente general de la Bolsa de Valores considera que el 2021 también acentuó la confianza de los emisores y de los inversionistas.

En ese sentido, San Román hace hincapié en el aumento de los montos en circulación de títulos privados que, a finales del 2020 sumaban alrededor de Q1,906 millones mientras que al cierre del 2021 se alcanzaron los Q2,298 millones. El monto en circulación refleja el total de valores que los inversionistas tienen en su poder en un momento dado.

Asimismo, no se podría pasar por alto el éxito que ha tenido la colocación de títulos públicos entre el mercado de pequeños
inversionistas. Y es que el año que recién finalizó se colocó el 100 % de lo asignado por el Congreso de la República al programa “Democratización de la deuda pública” (Q100 millones). La mayor parte de los inversores adquirieron esos valores al plazo de tres años, a un rendimiento de 6.25 por ciento anual y libres de impuestos.

A raíz del éxito logrado con ese cupo, para el presente año el Organismo Legislativo, dentro del Presupuesto General de Ingresos y Gastos de la Nación para el presente año, subió el cupo Q500 millones, títulos valores que estarán disponibles para pequeños inversionistas por medio de agentes de Bolsa debidamente autorizados.

Finalmente, el gerente general de la Bolsa de Valores mencionó el dinamismo del mercado de Reportos, mayormente negociado entre bancos del sistema. Este mercado casi se duplicó, al cerrar en Q356,679 millones, versus Q179,982 millones en 2020, reflejando un incremento del 98 %.

OPTIMISMO EN EL 2022

Por ahora, las expectativas del mercado bursátil para el presente año siguen siendo muy positivas señaló San Román. Además, destaca que la Bolsa de Valores sigue adelante con una serie de proyectos que incluyen el canje de valores, la apertura de colocaciones a inversionistas extranjeros mediante contratos de corresponsalía, la disponibilidad de valores desmaterializados para el sistema financiero, la posibilidad de emisión de valores temáticos y otros que permitirán continuar con el desarrollo del mercado bursátil del país.

Pin It on Pinterest

Share This