Movimientos pueden realizarse en periodos cortos durante la jornada laboral.

Por Revista Summa

Ya sea presencialmente en la oficina o desde la casa, una jornada de trabajo que implique permanecer en una posición estática por varias horas podría traer repercusiones para la salud.

Según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la falta de actividad física expone a las personas a problemas relacionados con el corazón, sistema respiratorio y muscular. Así mismo, puede conllevar al desarrollo de la depresión.

Por otra parte, dicha entidad señala a la ergonomía como aspecto a considerar en la promoción de la salud de los trabajadores.

Es por eso que, recientemente el Laboratorio de Ergonomía Aplicada de la Escuela de Producción Industrial del Tecnológico de Costa Rica (TEC) en conjunto con la Escuela de Terapia Física de la Universidad de Costa Rica (UCR), elaboraron un documento ilustrado con rutinas de ejercicios para realizar durante pequeñas pausas en medio del trabajo.

Esta iniciativa busca mejorar la salud de los trabajadores promoviendo la activación de la circulación sanguínea, aumento de la energía corporal y la prevención de lesiones.

Dicho aporte aparece en el contexto de una aplicación considerable del teletrabajo a nivel nacional debido a la emergencia que se vive por la propagación del Covid-19 y por la que las personas podrían correr riesgos por la presumible menor movilidad diaria a la que conlleva trabajar desde casa o por dejar de contar con instalaciones ergonómicamente adecuadas para su desempeño.

A continuación, se adjunta un documento en formato PDF con las infografías que contienen 12 posiciones y movimientos del cuerpo que se pueden hacer en una jornada laboral promedio, con su respectiva descripcióntiempo y frecuencia con la que se pueden aplicar.

Pin It on Pinterest

Share This