Después de 14 años, se vuelve a construir una nueva zona franca en El Salvador.

Por Revista Summa

El clima de inversión en El Salvador ha mejorado, gracias a los esfuerzos del Gobierno por invertir en el área social y por llevar innovación en las diferentes áreas de gestión.

Como resultado de este trabajo, el país tendrá una nueva zona franca, después de 14 años desde que se inauguró la última. Esta es una zona especializada que tiene un conjunto de normativas diseñadas para facilitar la ejecución del proyecto, con el objetivo de que generen empleos para salvadoreños.

“¡Después de 14 años, se vuelve a construir una nueva zona franca en El Salvador! Nuestra ubicación estratégica, talento humano comprometido y productivo, incentivos y facilidad para hacer negocios; nos hacen un país ideal para las inversiones locales y extranjeras”, comentó la titular del Ministerio de Economía, María Luisa Hayem.

En esta ocasión, será la empresa American Industrial Park (AIP) la que desarrollará este proyecto con financiamiento del BID Invest, una instancia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) enfocada en el sector privado.

Son $25 millones que el BID Invest otorgará para la iniciativa de AIP, que se concentrará en acoger a empresas en los sectores de suministro global, logística y de manufactura.

La meta es que, durante la fase de construcción, contratarán a 200 personas; luego, al finalizar las obras, emplearán a 3,500.

Otras características que dan competitividad al plan de AIP es que tendrá espacio tanto para clientes nacionales como internacionales, utilizará energías renovables y aumentará la disponibilidad de techo industrial.

Durante el tercer trimestre de 2021, la inversión privada incrementó 22.5 % en comparación con el mismo periodo del año anterior. Además de eso, los niveles de empleo están similares a los que se registraron antes del impacto de la pandemia. Solo en el sector del empleo formal, hay 903,995.

Durante la gestión del Presidente Nayib Bukele, ha sido posible inaugurar grandes proyectos de inversión como la planta de Energías del Pacífico, el data center de Codisa, la planta eólica Ventus y ahora se suma la iniciativa de AIP. Los hogares salvadoreños son beneficiados con más oportunidades de empleo y más recursos para dirigirlos hacia la inversión social.

Pin It on Pinterest

Share This