Junio 2024. Celebramos nuestro 30 aniversario
Junio 2024. Celebramos nuestro 30 aniversario

Luis Spillari: «Soprinsa va por otros 30 años de expansión»

Oct 9, 2023 | Noticias de Hoy

Revista SUMMA
Somos el principal grupo editorial de revistas en América Central y el Caribe.

[wp_applaud]

Esta multicentroamericana, nacida en Guatemala, ha sabido marcar la diferencia en el campo de los servicios de tercerización de personal y maquila de empaque secundario en toda la región.

POR Rocío Ballestero

En 1993, tres jóvenes hermanos, Luis, María Mercedes y Alessandro Spillari compartían el sueño de montar una empresa familiar, junto con su madre Elizabeth Paniagua, y estaban a la caza de una buena oportunidad que hallaron: una planta que tenía Procter & Gamble en Guatemala ocupaba contratar maquila de empaque secundario. Con ese giro nace Soprinsa que, con un trabajo tesonero y enfocada en brindar un servicio de talla mundial, pronto logra que otras multinacionales le abran la puerta.

Los fundadores nunca imaginaron que tres décadas después lograrían llegar a manejar una producción de 5 millones de unidades por mes, lo que la convierte en la maquila de empaque más grande de la región, caracterizada por su versatilidad para habilitar el número de líneas de producción que sea necesario para cumplir en tiempo, así como por el uso de maquinaria de punta, los mejores materiales disponibles y mano de obra calificada, que se esmera por darle el mejor acabado a cada envase.

2002 es otro año significativo en su historia. Otro cliente clave, cbc, necesitaba personal operativo. Eso les abre la oportunidad de expandirse al campo del outsourcing o tercerización de Recursos Humanos. Hoy, ese giro representa más del 50% de sus ingresos, sigue en aumento y fue el que la hizo cruzar fronteras para consolidarse como un actor relevante de la industria en toda América Central.

A la fecha, Soprinsa atiende las de- mandas de personal por subcontrato de más de 50 grandes compañías, locales y extranjeras, y maneja más de 1.500 colaboradores, de muy distintos perfiles y en todos los sectores, siendo los principales Alimentos y Bebidas, Logística, Industria Farmacéutica y Cuidado Personal.

Sus servicios incluyen desde la búsqueda de talentos, revisión de referencias y reclutamiento de personal fijo o temporal hasta la gestión y procesamiento de nóminas (payroll) mediante software especializado. Ese proceso deja en manos del proveedor todo lo referente a: remuneraciones, horas extras, vacaciones, prestaciones y retenciones, así como las respectivas cotizaciones a los sistemas de seguridad social y requerimientos de ley, bajas por enfermedad, dotación de suministros y otras acciones operativas, a fin de que los equipos de los clientes puedan concentrarse en actividades más estratégicas.

La firma tiene presencia en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá, y está afinando detalles para iniciar operaciones en Nicaragua antes de que finalice el año. Si bien su meta inmediata es concentrarse para afianzarse aún más en todos estos países, hacia el 2025 contempla explorar nuevos mercados afines.

Su proceso la diferencia

Con una vocación innata por las ventas y formación en Administración de Negocios, el socio director Luis Spillari está a la cabeza de la compañía y del área de Ventas y Mercadeo.

Para él, “la magia” de su concepto de servicio es la personalización, el compromiso con la excelencia y el seguimiento cercano de cada acción, entendiendo a fondo las necesidades del cliente, sus objetivos y las particularidades de cada país donde están.

“Esta empresa es fruto de un salto de fe que salió bien. Empezamos ofreciendo personal para plantas de producción y áreas que requieren mano de obra intensa y fuimos escalando. ¡Hoy cubrimos la gama completa de puestos! Podemos ofrecer un gerente general, perfiles administrativos, técnicos y cualquier tipo de especialista. Una vez nos pidieron un ingeniero con ciertos años de experiencia específicamente en sistemas de refrigeración para una planta de producto farmacéutico. Lo conseguimos de forma ágil, apegados a procesos transparentes y esforzándonos porque fuera el mejor”, comenta.

Reconoce que si bien disputan el mercado con marcas extranjeras de renombre han logrado posicionar la suya siendo muy competitivos y por el gran expertise que han desarrollado: “Nuestros clientes prácticamente no rotan; con todos creamos relaciones de largo plazo y hay algunos que hasta nos vieron nacer, gracias a que trabajamos con la mentalidad de no buscar una venta, sino una cuenta”.

Eso los lleva a acoplarse a las distintas culturas y sistemas de gestión, a fin de que los clientes confíen en Soprinsa como su único proveedor en distintas localidades. “La mayoría suele tener muchas calificaciones ISO y normas internas de calidad; nosotros nos hemos vuelto expertos en ajustarnos al cumplimiento de cada sis- tema, con gente capacitada para apegarse a las buenas prácticas y lograr metas. Nuestra propia operación está certificada en SMETA, que garantiza el cumplimiento en cuatro pilares básicos: Normas Laborales de la OIT (incluido el no trabajo infantil), Salud y Seguridad Ocupacional, Medio Ambiente y Ética. Eso da confianza a las casas matrices y les asegura que la gente que van a tener dentro de sus instalaciones está bien tratada, se le paga puntual y se le respetan todos sus derechos. Eso es algo de lo que nos vanagloriamos desde el día número uno y que pueden auditar en cualquier momento”, comenta. Otro diferenciador: ofrece paquetes de atención completa donde se encarga de proporcionar a la gente que administra hasta suministros especiales para su función.

“Un cliente nos pidió incluso que le diéramos vehículo 4X4 a 10 agrónomos que tenían que desplazarse a visitas de campo en zonas del interior y tocó comprarlos. También nos piden que facilitemos tarjetas de crédito para cubrir viáticos, computadoras u otros equipos y lo coordinamos”, indica.

Hace hincapié en otra forma en que Soprinsa entrega valor: “En el ADN de las grandes empresas ya está el subcontratar personal, es una política establecida desde las casas matrices porque de esa forma pueden expandirse o contraerse con agilidad, según los cambios del mercado. Hay clientes que a veces me dicen que en 15 días necesitan 50 personas más o viceversa. Es una facilidad para ellos delegar esos procesos, con la certeza de que se realizarán de la mejor manera y alta eficiencia administrativa”.

Personalización a otro nivel

Como líder de Recursos Humanos de la empresa, la socia directora María Mercedes Spillari se ha encargado de implementar estrategias altamente efectivas para optimizar desde la selección hasta la capacitación y el desempeño del talento. “Somos muy asertivos porque personalizamos mucho el reclutamiento y el seguimiento. Prestamos atención a los detalles y pro- curamos entender las necesidades del cliente y su cultura corporativa, a fin de identificar candidatos que puedan adaptarse bien a cada cual. No se trata solo de hacer un check list del perfil que nos solicitan en cuanto a escolaridad, experiencia laboral y habilidades, sino de ir más allá para analizar el entorno, el clima laboral y cómo es el resto de la gente que ya trabaja en la organización para ver quien se adapta mejor a la función y a la empresa en sí, a fin de que se sienta cómodo tanto el que llega como el que ya está”, afirma.

Su equipo de cazatalentos se encarga de dar seguimiento directo a profesionales en todos los países y de crear nutridas bases de datos que permiten cumplir a tiempo con cualquier requerimiento que tengan los clientes.

“Incluso nos adelantamos a identificar perfiles con competencias para puestos que aún no existen, pero que sabemos que se deberán crear pronto, así como para cubrir bajas, rotaciones o aumento de personal”, añade.

Además, en zonas rurales tiene alianzas con municipalidades, iglesias, cooperativas y asociaciones comunales para llegar a gente operativa, que es el fuerte de la operación, mientras que para identificar perfiles administrativos y especializados también hace búsquedas en universidades y redes profesionales como LinkendIn.

El desarrollo de las personas y la inclusión son otros aspectos presentes en su agenda.

“Una vez al mes, organizamos capacitaciones en líneas sobre habilidades básicas y, cuando corresponde, las ajustamos a temas puntuales, mientras que, en aras de la inclusión, tuvimos la experiencia de trabajar con una organización guatemalteca que nos permitió colocar a 20 personas con discapacidad, en distintas funciones. Aunque hacemos propuestas como esa, la última palabra la tiene quien nos contrata. Ahora estamos apoyando a un cliente que solicitó personal de la tercera edad, algo maravilloso, pero para hacer más dependemos de la apertura del mercado”, relata. Como parte de su modelo, Soprinsa asigna a cada contratante un responsable de Servicio al Cliente, enlace que mantiene una comunicación directa 24/7/360, así como delegados de Recursos Humanos, encargados de cuidar que todo el personal colocado esté bien, se sienta 100% motivado y ejerza su función de la mejor manera.

“¡No podemos tener gente disconforme! Solo velando por el bienestar integral podemos ser aliados eficientes de nuestros clientes y colaboradores para el logro de objetivos estratégicos. Aparte, siempre estamos dispuestos a movernos rápido y en la dirección indicada para apoyar hasta en proyectos de locura, como armar una bodega en cuestión de pocos días, con un sistema específico de distribución”, menciona, al recodar una de sus muchas anécdotas retadoras.

Solidez financiera

A cargo del área de Finanzas y Operaciones está el socio director Alessandro Spillari, ingeniero Químico Industrial por la Universidad Rafael Landívar, con estudios de MBA en la Escuela Superior de la Universidad Francisco Marroquín.

“Nuestro éxito de 30 años se resume en la palabra: compromiso, con el cliente externo, con el cliente interno, con los socios y todas las partes con las que interactuamos. ¡Nuestra palabra cuenta!”, asegura.

El historial de cumplimiento es la mejor prueba. A esto se suma que adoptaron la filosofía de ser prudentes con las finanzas, ahorrar y reinvertir las utilidades, lo cual garantiza fortaleza patrimonial y les permite ser muy competitivos en el fee (honorarios) que cobran. “Además, apostamos por una estructura simple que redunda en tener siempre recursos disponibles para cumplir con nuestras obligaciones e invertir, lo correspondiente a salarios y cargas de ley es intocable y hemos ido creando empresas dentro del grupo que nos permiten economías de escala. Una, por ejemplo, importa zapatos de seguridad y equipos de protección personal, lo cual reduce el costo del equipamiento que brindamos a los colaboradores y nos permite hacer una propuesta de negocio más atractiva para el cliente. Al final, no somos los más baratos de la industria, sino los más competitivos por el nivel integral del servicio que ofrecemos, con soluciones donde convergen la tecnología, el conocimiento y la experticia en los procesos de gestión humana”, detalla.

No solo eso. Soprinsa posee una certificación de la empresa colombiana Profase, que avala sus niveles de solidez financiera, endeudamiento y respaldado económico.

“Tenemos suficiente solidez financiera para seguir expandiendo la operación al ritmo experimentado en los últimos años, que ronda entre el 8% y 10%. Sin embargo, el futuro nos obliga a trabajar más en la flexibilidad de la compañía para atender las necesidades de los clientes que varían de país en país. Eso implica ajustar los sistemas de trabajo, simplificar procesos y seguir invirtiendo en nuestro personal de base”, enfatiza.

Los tres hermanos tienen muy claro el siguiente paso a dar: continuar con la expansión geográfica hacia Colombia y/o México, pero primero quieren afianzar muy bien las operaciones ya existentes.

“Estamos buscado mejoras in- ternas y a nivel de las plataformas tecnológicas para dar pasos seguros, sin que el crecimiento lleve a una merma en la calidad del servicio ni ponga en riesgo la sostenibilidad de la empresa. Aparte, nos emociona un contra- to que acabamos de lograr con JLL en Panamá, operador logístico de Procter & Gamble, marca unida a nuestras raíces en Guatemala”, interviene Luis Spillari.

Beneficios que ofrece Soprinsa con la tercerización de personal

  • Apalancamiento: A los clientes se le facturan los servicios a fin de mes y tienen 30, 60 y hasta 120 días para pagar, lo cual les genera una ventaja financiera.
  • Eficiencia para identificar y reclutar el talento idóneo. Entrega al cliente los perfiles profesionales que realmente ocupa, se asegura de que calcen en su cultura y que contribuyan al logro de sus objetivos estratégicos.
  • Servicio al cliente de primera. Cuenta con una persona enlace a disposición todo el año, las 24 horas, para brindar soporte en lo que se requiera y solventar cualquier inconveniente.
K

Artículos Relativos