La nueva publicación parte de un análisis del comercio, la inversión, la migración, el sector financiero, las materias primas y los recursos naturales para plantear opciones de política. 

Por Daniel Rosales

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Centro Latinoamericano para la Competitividad y Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE Business School presentaron hoy en Costa Rica el libro “El futuro de Centroamérica: retos para un desarrollo sostenible”, que aborda la coyuntura reciente de la región en los temas de política comercial, inversión, sector financiero, migración, materias primas y recursos naturales y propone oportunidades de política para hacer frente a los retos que presentan.

En los últimos cinco años, la región de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (CAPRD) ha tenido un desempeño superior al del resto de América Latina y el Caribe, con un crecimiento promedio del 4,4% entre 2014 y 2018 (frente al 0,7% de América Latina y el Caribe y el 3,6% mundial), asociado principalmente con el dinamismo de la economía de Estados Unidos, el principal socio comercial, inversionista y fuente de remesas de la región.

Aunado a esta coyuntura favorable, los países de CAPRD han venido implementando desde hace más de 10 años una estrategia de apertura comercial que les ha permitido aumentar sus exportaciones y posicionarse en los mercados internacionales de productos locales como café, banano, azúcar y textiles. Adicionalmente, se ha promovido la integración financiera, con lo que bancos de dentro y fuera de la región han aumentado su presencia, además de recibir mayores flujos de inversión externos: entre 2014 y 2018 la inversión extranjera directa supuso el 4,6% del PIB, mayormente debido a reinversión de utilidades y nuevas inversiones.

Retos y desafíos 

“La región sale de una posición de ventaja en relación al resto de América Latina, pero hay una coyuntura especial que se debe prestar atención como lo son las políticas comerciales proteccionistas, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las cuales han venido afectando directa o indirectamente el mercado en la región, también cualquier cambio en la política migratoria de EE.UU podría tener impacto en países de origen a través de las remesas. Además, sabemos que Centroamérica es dependiente de las materias primas, como el café y el banano y estos precios están bajando en el mercado internacional por lo cual son puntos importantes que se debe manejar con precaución”, sostiene Marta Ruiz Arranz, Asesora económica principal en el departamento de Países de Centroamérica, Haití, México, Panamá y República Dominicana.

La reciente publicación del BID y el CLACDS/INCAE pretende servir como un marco de referencia para, con base en la evidencia, evaluar acciones para que la región enfrente sus desafíos. En cuanto a la política comercial, se analizan las implicaciones para los países de CAPRD de posibles cambios por parte de sus socios comerciales, y se proponen alternativas de comercio y recomendaciones de política dirigidas hacia una mayor integración intrarregional. Por otra parte, se reevalúa el rol que juega la inversión extranjera directa en la región (que alcanzó su máximo histórico en 2007, representando el 6,2% del PIB regional) y se ponen en perspectiva las mejores prácticas para atraerla y maximizar su impacto.

En relación con el tema migratorio, se consideran escenarios de cambio en la política migratoria de los Estados Unidos y se estima su posible impacto sobre los flujos de remesas, el retorno de migrantes y la disuasión de la migración en el Triángulo del Norte. Por otra parte, se evalúa el proceso reciente de integración financiera e implementación de medidas internacionales de cumplimiento normativo en el sector financiero y se proponen políticas para fortalecer la estabilidad financiera de la región.

La clave: Avanzar en un proceso de integración regional

“Es de suma importancia seguir trayendo inversión tanto doméstica como extranjera, mejorar en infraestructura y costes de energía y logística para facilitar el comercio y el desarrollo en general. Por ejemplo, Costa Rica es un país que su crecimiento se esta moderando por diferentes razones, sin embargo, se ha visto afectado por la crisis migratoria de Nicaragua y otros aspectos como costes de logística, carencia de infraestructura, débiles finanzas públicas, y que siga ejemplos como el de Panamá, el cuál es un país que se ha integrado comercialmente y financieramente al mercado internacional. Por otro lado, República Dominicana es otro ejemplo de una economía que crece impulsada por el sector agropecuario y el turismo. No obstante, es importante que estos países hagan una buena gestión de recursos y energías renovables”, finalizó Arranz.

Otro tema desarrollado, son las condiciones recientes de los mercados mundiales de productos primarios y los efectos que podrían tener en la economía de la región los cambios en los precios internacionales de los principales productos de exportación, además de los productos energéticos de importación y sus mercados locales. Finalmente, se analiza la importancia del capital natural para la riqueza nacional y el bienestar humano, y se exploran opciones para concretar la integración de ese capital natural en la ecuación de desarrollo en la región.

Pin It on Pinterest

Share This