Guatemala y Nicaragua son los países centroamericanos que tienen más deuda privada en términos de porcentaje del Producto Interno Bruto.

Por BBC Mundo

En los últimos 10 años la deuda externa del sector privado llegó a los mismos niveles que la deuda pública. Según datos del Banco Mundial revelaron que en el año 2000 la deuda del sector privado fue de US$218.000 millones, mientras que hoy es de US$611.000 millones.

Según la representate de la ONG Jubileo, Patricia Miranda, explicó que lucha por una reformulación del tema de la deuda. «El estallido financiero mundial de 2008 marcó un punto de inflexión» agregó.

«A partir de ese año se observa un incremento constante de la deuda privada, que hizo que en 2013 llegara prácticamente al mismo nivel que la pública, señaló Miranda.

En América Latina en el siglo XXI gracias al viento a favor de los precios de las materias primas, la relación de la deuda externa pública con el Producto Interno Bruto (PIB) bajó de un promedio del 90% a uno de menos del 20%. Pero este indicador no incorpora en la medición al sector privado. Además, es deuda externa que deberá ser pagada en divisa extranjera, generalmente en dólares.

Según el investigador del Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (CEFID), Pablo Mareso, explicó que la evolución en América Latina muestra que hay un creciente problema en la relación entre la deuda y las exportaciones.

Por su parte, la ONG Jubileo, indicó que la deuda privada ha afectado a 21 países en América Latina, sin embargo, un análisis se refirió a que cinco naciones tienen un comportamiento diferenciado, Brasil, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú. Este grupo es el que tiene más deuda privada en términos de porcentaje del PIB, pero esos países son los únicos en los que el endeudamiento privado ha superado al del sector público.

En el caso de Paraguay la deuda privada es casi tres veces más grande que la pública. Brasil y Perú prácticamente la duplican, mientras que en Guatemala y Nicaragua la diferencia es de un tercio.

La firma calificadora Fitch reportó que Brasil es el país con el perfil de deuda privada más riesgoso de los países emergentes. En Brasil, la deuda privada de largo plazo (más de un año) prácticamente se triplicó desde principios de siglo, superando en 2014 los US$320.000 millones. Los datos del Banco Central del Brasil muestran que la deuda multinacional-subsidiaria, es decir intrafirma, conforma un 43% del total de la deuda privada.

Mientras tanto, Fitch calcula que en Perú continuarán «las rebajas en las perspectivas crediticias», que pasarán de «estables» a «negativas» para empresas como Andino Investment, Alicorp y Los Portales.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This