Considere si es tiempo de replantear la estrategia de su empresa para la segunda mitad del 2021.

Por Revista Summa

Tener presente que los cambios en la industria, el entorno y el gobierno tienen un impacto directo sobre la organización, es el punto clave para comprender cuándo es necesario pensar en una modificación de su estrategia empresarial, que debe ser flexible y adaptable al contexto que se vive.  

Según Luis Diego Trejos, Gerente General de Detektor Costa Rica, la estrategia de la organización es un asunto dinámico que requiere de un análisis permanente y, normalmente, debe cambiar cada vez que se encuentre con algún hecho del entorno o de la industria que pueda afectar la competitividad de la empresa.

“Toda empresa se ve afectada o favorecida por fuerzas políticas, económicas, sociales, tecnológicas y ambientales que influyen positiva o negativamente en su desempeño. El equipo de la alta dirección debe ser capaz de ver estos cambios y, sobre todo, de actuar frente a ellos. Estamos en un buen momento para considerar cómo fortalecer el negocio durante el segundo semestre del 2021, debemos reanimar la productividad y rentabilidad antes de que termine el año”, señaló Trejos.

El éxito de un negocio no solo se traduce en su materialización, sino en su capacidad de sostenerse en el tiempo y sobresalir dentro de su nicho de mercado, a pesar de las dificultades. El Gerente General de Detektor comparte consejos sobre los factores que deben tomar en cuenta las empresas para fortalecer sus negocios y concebir una estrategia que les permita aprovechar de forma óptima las oportunidades de crecimiento, antes de que finalice el 2021:

1)      Haga un análisis de las fortalezas y debilidades: es importante realizar un análisis exhaustivo de los objetivos propuestos en su negocio a inicios del año, y hacer una lista de las fortalezas y avances que se han logrado hasta el momento; además, cuáles atrasos o dificultades está presentando la compañía. De esta forma, podrá redireccionar la estrategia o el plan de trabajo inicial, implementando nuevas tácticas en los diferentes departamentos: logística, finanzas, servicio al cliente, recurso humano, tecnología, etc. 

2)      Mantenga las metas claras: no se desvíe, mantenga los objetivos del negocio, es una parte esencial del éxito empresarial. Siga un orden realista de prioridades o proyectos, con un cronograma de tiempos, para lograr los KPIs (por sus siglas en inglés Key Performance Indicator, que se conoce como indicador clave o medidor de desempeño, hace referencia a una serie de métricas que se utilizan para sintetizar la información sobre la eficacia y productividad de las acciones que se lleven a cabo en un negocio).

3)      Tome en cuenta las tendencias: los acontecimientos y los cambios en el panorama mundial tienen un efecto en su negocio. Manténgase actualizado sobre las tendencias y la problemática actual, para ofrecer los productos y servicios que demanda el mercado, buscando siempre diferenciación y competitividad.

4)      Mejore sus habilidades de ventas: un área de alta rentabilidad para el mejoramiento del negocio es la función de ventas.

5)      Capacite y motive al personal: los colaboradores con talento y motivados pueden provocar grandes mejoras en los negocios.

6)      Considere las sugerencias de los clientes y colaboradores: aceptar las opiniones de otras personas involucradas en su negocio es la mejor retroalimentación para mejorar.  Los compañeros de trabajo, proveedores, y clientes pueden ser una gran fuente de ideas y contactos, razón por la cual, deben de ser escuchados sus aportes.

7)      Priorice el uso de tecnología: la era digital ayuda a ser más eficientes, aunque su mayor valor está en las oportunidades que ofrece si se saben aprovechar.

8)      Refuerce la logística: la inteligencia de negocios es un término tecnológico que cubre los procesos y métodos de recopilación, almacenamiento y análisis de datos de operaciones o actividades comerciales para optimizar el rendimiento. Si bien es cierto, lo que no se mide, no se puede mejorar. Por ello, utilizar un sistema de GPS como Detektor, también les permite a las empresas capturar información y tener una gestión en tiempo real, optimizando tiempos y reduciendo gastos de las flotas vehiculares.

9)      Productividad vs teletrabajo: a inicios de la pandemia las empresas estuvieron muy enfocadas en sus colaboradores en la adopción del teletrabajo, mediante capacitaciones; sin embargo, con el paso del tiempo, esto ha ido cambiando. Poder gestionar los teletrabajadores para optimizar la productividad desde casa continúa siendo un reto importante a reforzar. Conscientes de la necesidad de las empresas de contar con beneficios como: calidad, cumplimiento, digitalización, seguridad y confianza, Detektor creó SmartWork, una aplicación ideada para capturar, digitalizar y transformarlos datos generados por los colaboradores, a través de la geolocalización y formularios customizados, para gestionar en tiempo real la efectividad de las tareas realizadas por los colaboradores para garantizar un mayor aprovechamiento del tiempo.

10)   Priorice en servicio al cliente: con la nueva modalidad híbrida de trabajo, no se debe descuidar a los clientes. Muchas veces no se cuenta con el equipo tecnológico requerido en casa, o se dificulta un poco más la coordinación de los diferentes departamentos para cumplir el objetivo. Es importante establecer metodologías claras que faciliten el buen funcionamiento de la compañía para no afectar el servicio al cliente.

11)   Cuide las finanzas: el presupuesto da una visión a la empresa sobre la evolución de los negocios y es una herramienta muy valiosa para la toma de decisiones sobre las acciones que realizará. Aprovechar las herramientas tecnológicas es otra recomendación, un ejemplo de ello es el Detektor BI, facilitando el traslado de toda la información (hojas de cálculo de excel) a un solo lugar, y con tan solo un clic o en tiempo real, las altas gerencias pueden llevar un manejo de cómo avanza el negocio, para tomar decisiones en el momento preciso, e implementar estrategias para lograr las metas.

“A pesar de la situación que se vive con la pandemia, hay un escenario óptimo para la segunda mitad del 2021, en el que las pequeñas, medianas y grandes empresas buscan su recuperación. Cambiar la estrategia de una empresa o modificarla temporalmente es clave para mantenerse cuando una crisis afecta a la sociedad”, concluyó Trejos. 

Pin It on Pinterest

Share This