Descubre la principal clave para propiciar una buena comunicación.   

Por Mundo Ejecutivo 

La comunicación es uno de los puntos fundamentales dentro del universo empresarial. Está presente en una entrevista de trabajo, es vital para entender el objetivo de la compañía y desarrollar estrategias que ayuden a lograr nuestras metas.

También es necesaria a la hora de presentar un proyecto, cuando queremos vender una idea e incluso la necesitamos para solicitar vacaciones. Sin embargo, he notado en todos estos años de experiencia que la comunicación puede verse limitada debido al nerviosismo que muchas personas sufren al estar parados ante un grupo de directivos.

Para lograr los objetivos podría ser de utilidad entender:

  • Situación actual de la empresa o entorno
  • Aspiraciones del negocio
  • Objetivos estratégicos
  • Mercado
  • Productos y servicios
  • Tendencias y novedades

Existen diferentes modos de iniciar conversaciones, pero son las más dinámicas, las que suelen tener un mejor resultado, sobre todo cuando se trata de romper el hielo. Por ejemplo, hablar para descubrir las cosas que tenemos en común: hobbies, mascotas, libros, viajes y deporte.

Por otro lado, cuando se trata de la reunión con un cliente, lo principal no es hablar, es escuchar lo que le duele, el problema que detectas, las posibles soluciones con las que cuenta.

Algunos dicen que es más importante el mensaje; otros afirman que tenemos que buscar el momento oportuno para decirlo y otros creen que hay una especie de manifiesto, donde se tienen que seguir al pie de la letra las instrucciones para hablar.

Lo aconsejable es que seas tú mismo, que no mientas y lo más importante: que ayudes a construir una reunión productiva y que disfrutes el tiempo dedicado a ella.

Pin It on Pinterest

Share This