La clave del nuevo modelo está en el recién desarrollado motor bóxer de cuatro cilindros con turbo

Por Revista Summa

Grupo Los Tres, importador exclusivo de Porsche para Guatemala, presentó ayer los nuevos convertibles con motor central 718 Boxster y 718 Boxster S, los cuales además de tener la nueva denominación de tres dígitos ahora son más potentes y consumen menos combustible. Con estos biplazas, Porsche continúa con su tradición de motores cuatro cilindros de disposición bóxer que ya fueron usados en los deportivos de motor central Porsche 718 y que tantas victorias obtuvieron entre los años cincuenta y sesenta en carreras tan famosas como las legendarias Targa Florio y Le Mans.

“El 718 Boxster es la mejor manera de entrar al mundo de deportivos de dos puerta de Porsche, ya que además de ofrecer una conducción de manejo inigualable en su segmento tiene la ventaja de ser convertible”, dijo Miguel Castañeda Spindler, gerente de Porsche en Guatemala. “Los clientes de nuestro país lo saben y de allí la buena acogida que ha tenido este modelo en las últimas dos décadas”.

La clave del nuevo modelo está en el recién desarrollado motor bóxer de cuatro cilindros con turbo. La puesta a punto del chasis, completamente revisada, y unos frenos más eficaces proporcionan un mayor placer de conducción deportiva. Asimismo, el diseño experimenta un avance notable. En el interior, un cuadro de instrumentos de nuevo formato enmarca el habitáculo. Además, se incluye de serie la última generación del sistema de información y entretenimiento Porsche Communication Management (PCM), con una moderna pantalla táctil.

Cuatro cilindros con la eficiencia de un poderoso turbo

Con el lanzamiento de la nueva generación 718 Boxster será la primera vez desde finales de los sesenta que Porsche vuelva a montar motores bóxer de cuatro cilindros en un deportivo.

Puesta a punto más deportiva del chasis para una mayor agilidad

En nuevo roadster sigue el camino marcado por el 718 original en cuanto a dinámica de conducción. El chasis del vehículo, totalmente revisado, mejora su rendimiento en curvas. La dirección electromecánica está puesta a punto para ser 10 por ciento más directa. Esto hace que el 718 Boxster sea aún más ágil y sencillo de conducir, tanto en circuitos como en las calles para el uso diario.

Menos 10 y menos 20 mm: Porsche Active Suspension Management

El sistema de gestión de la suspensión Porsche Active Suspension Management (PASM), con 10 milímetros menos de altura libre al suelo, se ofrece como opción. También como extra, se puede solicitar por primera vez para el 718 Boxster S el chasis deportivo PASM con esa altura al suelo reducida 20 milímetros. El chasis activo, que ha sido igualmente revisado, cuenta con un rango de utilización mayor entre los ajustes de confort para recorrer largas distancias y la rigidez para uso más deportivo.

El nuevo diseño enfatiza el perfil afilado

Desde una perspectiva lateral, el modelo se identifica por las formas de sus aletas y faldones. Unas tomas de aire más grandes, divididas por láminas que optimizan el suministro de aire, resaltan el aspecto dinámico del auto. Las puertas han sido diseñadas de manera tal que las manijas de apertura ahora están integradas a ellas.

Las nuevas llantas de 19 pulgadas son de serie en el 718 Boxster S. Las de 20 pulgadas están disponibles en opción.

La rediseñada parte trasera del 718 Boxster tiene una apariencia mucho más ancha, especialmente por la franja con el logotipo integrado de Porsche entre las dos luces traseras. Estas ópticas posteriores se han retocado completamente y se distinguen por la tecnología LED tridimensional y los cuatro puntos de luz de freno.

El 718 Boxster llega a Guatemala con un precio de entrada de US$109.000, mientras que el 718 Boxster S comienza en los US$122.000.

Pin It on Pinterest

Share This