Millicom evalúa una oferta de compra por parte de Liberty Latin America que, de concretarse, concentraría las ganancias de Cable & Wireless Panamá y Cable Onda en un solo grupo económico
Por La Estrella

Después de 20 años, la sombra del monopolio podría volver a rondar el mercado de telecomunicaciones panameño.

Esto, de concretarse la compra de Millicom —que el año pasado adquirió Cable Onda por US$1,460 millones— por parte de Liberty Latin America, quien a su vez es dueña del 49% de Cable & Wireless Panamá desde 2016.

Varios medios reportaron la intención de compra, lo que Millicom confirmó a través de un escueto comunicado emitido desde Luxemburgo. ‘La compañía confirma que ha recibido una oferta preliminar no vinculante por parte de Liberty Global para comprar todas las acciones’, esboza la nota.

No hay certeza, asegura Millicom, de que la transacción se materialice. Ni los términos ni los tiempos.

Pero un análisis de Bloomberg sitúa el precio de la transacción en $12,000 millones, algo que le convendría más a Liberty, porque la capacidad de endeudamiento de Millicom es mayor, según el medio especializado.

MERCADOS MONOPOLIZADOS

Liberty Latin America —que compró el 49% de las acciones de Cable & Wireless Panamá en 2016— opera en Chile y en países del Caribe, mientras que Millicom (dueña de la marca Tigo) cubre Centroamérica, Colombia, Paraguay y Bolivia.

Sin embargo, en Panamá y Costa Rica operan ambas compañías. En Panamá, Liberty Latin America acumula las ganancias de Cable & Wireless Panamá, mientras que Millicom factura a través de Cable Onda. De concretarse la compra de Millicom por parte de Liberty Latin America, aunque ambas sigan funcionando como empresas separadas —en estos dos mercados específicamente—, las ganancias terminarían en el mismo lugar, limitando —de facto— las opciones de los clientes.

Para Oscar García, administrador general de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), no habría un monopolio porque hay otras empresas en el mercado que ofrecen los mismos servicios. Aunque el funcionario confirmó que a la fecha no han recibido solicitud para revisión de concentración económica —algo que sólo es obligatorio para las fusiones de compañías de telefonía móvil, según la Ley 45— ‘esperan recibir la solicitud para evaluar la conveniencia de esa concentración en dicho mercado.

Si bien Millicom es dueña de la marca Tigo —que ofrece el servicio de telefonía móvil en Centroamérica—, no está registrada en Panamá ni tiene licencia de operador móvil, a diferencia de Cable & Wireless. Por ende, el examen de concentración económica por parte de Acodeco es un mero trámite, voluntario y opcional, de las partes.

Mauricio Ramos, CEO de Millicom y exgerente de Liberty Latin America, en entrevista con este medio, al concretarse la compra de Cable Onda, indicó que Panamá es ‘la pieza del rompecabezas geográfico que no teníamos en Centroamérica’; es decir, complementa la huella geográfica de la compañía.

Para Millicom, Panamá es un mercado con un crecimiento económico sólido y ‘no importa si se ha ralentizado un poco, pero a largo plazo tiene mucho potencial’.

En 2018, el 56% de los ingresos brutos contabilizados por las empresas del sector de telecomunicaciones provino del servicio de telefonía móvil, según datos de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos. El 12% correspondió a transporte de datos, 17% a internet, 13%, servicios básicos de telecomunicaciones y 2% a otros servicios.

En términos líquidos, el servicio de telefonía móvil facturó US$539 millones en 2018 y $620 millones el año anterior.

Pin It on Pinterest

Share This