Anualmente la empresa compra alrededor de 7.000 toneladas de papa a los agricultores guatemaltecos.

Por Revista Summa

Reconocida a nivel global, Lay’s, fabricante de chips y una marca destacada dentro del portafolio de PepsiCo, está orgullosa de compartir las raíces guatemaltecas por lo que emplea papas cultivadas en tierras chapinas.

Considera que las mejores nacen en campos trabajados por más de 160 pequeños y medianos agricultores, en cuatro departamentos del país: Quetzaltenango, Huehuetenango, Alta Verapaz y Petén. Ellos siembran, cosechan y seleccionan el producto.

Para lograr su característico sabor y textura, se cosecha una variedad específica de papas blancas y redondas. Los productores reciben capacitación y acompañamiento, con la intención de lograr una agricultura sustentable, el cumplimiento de estándares y la mejora continua de la producción, basada en buenas prácticas agrícolas, ambientales, económicas y sociales. Además, se les brinda acceso a nuevas tecnologías.

El modelo permite que los agricultores mantengan una relación directa con la compañía, que les garantiza la compra de las papas vía contratos anuales, incluso antes de la siembra. Así cuentan con pagos oportunos que aseguran su estabilidad y rentabilidad de su labor.

“Siempre le digo a los consumidores que cada vez que comen una bolsita de Lay’s nos están dando más trabajo para cosechar en la comunidad”, comenta Marco Domínguez, agricultor de Quetzaltenango.

Para Diana de León, gerente de Mercadeo de Frito Lay en Centroamérica y Caribe, “es un orgullo saber que detrás de Lay’s hay agricultores guatemaltecos que, día a día, ponen su corazón, sus sueños y su sonrisa para hacer de nuestras papas un producto único”.

CASO DE ÉXITO

Por la exitosa relación con la compañía, pequeños agricultores de Quetzaltenango han incrementado sus ingresos familiares hasta siete veces, del 2002 a la fecha. Además, desde hace cuatro años, Lay ́s impulsa en nueve comunidades de ese departamento iniciativas de salud y nutrición integral, buenas prácticas medioambientales y de conservación, así como de uso de agua y suelos. También apoya el empoderamiento de jóvenes y mujeres mediante el emprendimiento de agronegocios y oficios técnicos no agrícolas relevantes en las comunidades.


Pin It on Pinterest

Share This