Las remesas oficialmente registradas en 2015 hacia países en desarrollo alcanzaron los US$431.600 millones

Por El Nuevo Diario 

Las remesas de dinero a países en desarrollo experimentaron en 2015 un aumento de solamente 0,4% a nivel global, pero crecieron con fuerza en América Latina y el Caribe, un 4,8%, de acuerdo a un estudio divulgado este miércoles por el Banco Mundial (BM).

Según ese informe, la región de América Latina y el Caribe fue la región con más fuerte crecimiento de las remesas recibidas, como consecuencia de una recuperación de los mercados de trabajo en Estados Unidos.

Así, la región recibió en 2015 remesas por valor de US$66.700 millones, y al finalizar el año 2016 ese total deberá llegar a los US$69.300 millones de la divisa estadounidense, estimó el estudio del BM.

En general, las remesas oficialmente registradas en 2015 hacia países en desarrollo alcanzaron los US$431.600 millones , con un crecimiento apenas marginal de 0,4% sobre el volumen que se había verificado en 2014, de US$430.000 millones, señaló el estudio.

India se mantiene como el más importante receptor de remesas, con unos US$69.000 millones recibidos en 2015, aunque el año anterior ese valor había sido de US$70.000 millones.

 Entre los principales países receptores se destacan China (US$64.000 millones), Filipinas (US$28.000 millones), México (US$25.000 millones) y Nigeria (US$21.000 millones), según los técnicos del Banco Mundial.

De acuerdo con la entidad, esta desaceleración en el volumen de remesas a países en desarrollo comenzó a ser verificada en 2010, después de la gran crisis financiera, aunque más recientemente esa tendencia se fortaleció ante el desplome de los precios internacionales del petróleo.

El estudio cita por ejemplo el caso de Rusia, país que enfrenta dificultades como consecuencia de esa baja de los precios del petróleo y por lo tanto provoca una drástica reducción de remesas a otros países de la región, y especialmente vecinos como Tayikistán o Ucrania.

Pin It on Pinterest

Share This