ManpowerGroup describe cuáles son las fuerzas que configuran el lugar de trabajo y la fuerza laboral del futuro.

Por Revista Summa

Los cambios acelerados, impulsados especialmente por la crisis sanitaria, que ha impactado a nivel mundial alcanzando sectores económicos y sociales, ha reforzado la relevancia de la transformación tecnológica en cada punto de
contacto, y generando a su vez un cambio en los hábitos y conductas, aspectos que condicionan de igual manera el mundo laboral.

Estos cambios impactan las principales fuerzas laborales, las cuales ya mantenían un ritmo evolutivo, pero que se ha acelarado de forma tan rápida que ha propuesto tanto para las empresas, como para los candidatos, un alto grado de incertidumbre y ha promovido la aparición de nuevas tendencias.

“En ManpowerGroup descubrimos que las fuerzas que configuran el mundo laboral se mantienen, pero con la nueva realidad estas tienen importantes cambios que habilitan a que existan 21 tendencias muy marcadas. El reconocer estas tendencias y cómo modifican el trabajo y la fuerza laboral posibilita que las compañias puedan prepararse para retener el mejor talento y promover condiciones laborales que les aporten en el futuro”, comentó Andrés Soto, gerente de Guatemala para ManpowerGroup. 21 tendencias transformadoras del talento y futuro del trabajo: La firma ManpowerGroup, líder global en servicios y soluciones innovadoras de capital humano, analiza cuáles son las tendencias que continuarán impactando el mundo laboral a través de los cambios demograficos, elecciones individuales, sofisticación del cliente, revolución tecnológica y tendencias emergentes:

Tendencia #1: Escasez de Habilidades – Se espera que la escasez de talento a nivel global dará como resultado 85 millones de puestos sin cubrir para el 2030. La demanda de habilidades técnicas y humanas continuará creciendo, mientras que los puestos de trabajo de administración, hospitalidad y apoyo legal/empresarial disminuirán.

Tendencia #2: La creciente polarización exige que las compañías se pongan de pie y alcen la voz – El incremento de la tensión social y el mayor reconocimiento de la inequidad, especialmente la racial, exigirán más transparencia a las organizaciones en torno al capital humano, la diversidad y la inclusión como claves para la recuperación y el
crecimiento.

Tendencia #3: Rápido Crecimiento en el Trabajo Remoto – La creación de una fuerza de trabajo en demanda, los modelos de trabajo híbridos y el trabajo desvinculado/independiente están en aumento.

Tendencia #4: Aceleración de la Brecha de Género – Las mujeres se ven afectadas de forma desproporcionada por las crisis sociales y económicas debidas a la pandemia, están sobrerrepresentadas en la pérdida de puestos de trabajo en sectores como el comercio minorista, el ocio y la hospitalidad, y están infrarrepresentadas en sectores en crecimiento como la tecnología, las operaciones y la logística.

Tendencia #5: La nueva jerarquía de las necesidades individuales exige/reclama mayor flexibilidad, autonomía y elección – La preocupación por la salud, la seguridad en el empleo y el desarrollo de habilidades, junto con la flexibilidad para lograr la mejor combinación y el equilibrio de las responsabilidades en el trabajo y en el hogar, serán compartidas tanto por los individuos como por las organizaciones.

Tendencia #6: La importancia de la salud y el bienestar, tanto físico como emocional. Con niveles de responsabilidad del empleador nunca antes vistos. Esto requiere un mayor rol de RRHH, con más deberes de cuidado, incluyendo formas de ayudar a los empleadosa desconectarse.

Tendencia #7: Omnipresencia de la acción digital – El aumento de la adopción de las redes sociales y las comunidades virtuales está modificando y habilitando nuevas formas de interactuar en cualquier lugar, manera y momento.

Tendencia #8: Los empleados como consumidores con mayores exigencias de transparencia y equidad – Dentro de la organización, con la aparición de una nueva relación empleador/empleado que refleje lo que los trabajadores quieren y desde los empleados, los clientes y las comunidades para que las organizaciones actúen como ciudadanos globales y administradores del medio ambiente.

Tendencia #9: La continua coevolución humano máquina – La aceleración de la automatización a escala impulsada por la 5G potencializará la revolución de las competencias, transformará las industrias e impulsará el aumento de la productividad, con salarios más altos y más empleos de cuello nuevo.

Tendencia #10: Cada compañía debe convertirse en una compañía tecnológica – El crecimiento del trabajo cibernético y remoto implica que cada compañía debe ser una compañía tecnológica para poder competir y crear más valor.

Tendencia #11: La tecnología permitirá a las personas y a los empleadores aprender más sobre la gestión del bienestar – productividad. Las organizaciones deben ser capaces de responder a nuevas preguntas sobre la propiedad de los datos y la transparencia, ya que la confianza y la ética se consideran cada vez más como una necesidad básica.

Tendencia #12: El aumento de los disruptores digitales y la digitalización de la experiencia del cliente – El crecimiento de nuevos sectores, como la telemedicina, impulsará cambios en la personalización y en las soluciones en demanda, a distancia, sin contacto, reuniendo lo mejor de la tecnología y las habilidades humanas.

Tendencia #13: (R)evolución de la educación – Las personas y las organizaciones se orientarán hacia la demanda, la microcertificación , el aprendizaje virtual y el coaching en la nube a escala, proporcionando nuevas soluciones para la revolución de habilidades.

Tendencia #14: Aceleración de la estrategia de la fuerza de trabajo y la gestión estratégica del talento – En una carrera por optimizar la combinación de la fuerza de trabajo y lograr una ventaja competitiva, las organizaciones buscarán soluciones más internas, personalizadas y centradas en el consumidor, así como nuevos modelos operativos para lograr una agilidad futura que redefina el lugar de trabajo y el trabajador.

Tendencia #15: La centricidad de los datos aumenta la demanda de evaluaciones y soluciones basadas en IA – Los resultados producen interpretaciones significativas, conocimientos y acciones que pueden aportar cambios en el comportamiento basados en los datos, ayudando a las organizaciones a predecir el rendimiento y a las personas a conocer mejor sus habilidades y su potencial.

Tendencia #16: Resiliencia de la cadena de suministro, creando plataformas y ecosistemas conectados – La resiliencia de la cadena de suministro y la consolidación de los proveedores serán fundamentales para mitigar la incertidumbre y gestionar el riesgo.

Tendencia #17: Exigencias renovadas en los líderes – Liderar con empatía y agilidad digital, formando parte del impulsor del acuerdo verde y la acción climática independientemente del sector, con el foco puesto en la recuperación y la sostenibilidad.

Tendencia #18: Una revolución de la recuperación con el aumento de la tecnología sanitaria, la tecnología educativa, la tecnología ecológica y la » amazonización » de la atención médica – El mayor programa de vacunación mundial de las últimas décadas dará lugar a una nueva cooperación, funciones, habilidades, ritmo de producción y definición de la prestación sanitaria de última milla. Creciente demanda de suministros médicos, distribución, biometría y talento.

Tendencia #19: Pivotar para progresar, Pivotar hacia el progreso – Surgimiento de una mayor agilidad empresarial, donde los sectores más afectados se estan reinventando.

Tendencia #20: Consumo ampliado del trabajo – Las expectativas de nuevas oportunidades y avances, junto con una experiencia virtual personalizada y sin contratiempos en el trabajo y el hogar, serán una nueva realidad en el mundo digitalizado post Covid.

Tendencia #21: El empleo neto cero surge como el epítome de los factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo responsable – A medida que las necesidades de habilidades cambien más rápidamente, los mejores empleadores se comprometerán a lograr un equilibrio neto nulo en los puestos de trabajo. Cada vez que las compañías se reestructuren y se pierdan puestos de trabajo, se crearán otros y se recapacitará a las personas para que ocupen nuevas funciones dentro o fuera de la organización.

Pin It on Pinterest

Share This