En América Latina, según el sondeo, el 45 % de las personas considera que las empresas y las marcas son de los actores con mayor grado de responsabilidad para revertir el cambio climático.

Por EFE

Un estudio realizado por Truth Central, la unidad de inteligencia de consumidores de McCann Worldgroup, reveló que la sostenibilidad y el bienestar están directamente vinculados, razón por la cual el 87 % de los encuestados cree que todas las empresas deben pensar más en la salud y el bienestar de la gente.

Así se desglosa del informe «The truth about a well world», que señala que el 82 % de los preguntados piensa que crear un mundo donde se encuentre el bienestar es el reto más importante de los próximos 20 años y el 70 % desearía tener más apoyo para poder alcanzar este bienestar tan anhelado.

La planificadora de Estrategia de McCann, Paula Siabato, aseguró a Efe que «cada vez es más visible el impacto que los seres humanos hemos tenido en el planeta en el sentido de que como humanidad hemos progresado en muchas cosas, pero a expensas del medio ambiente».

«Hemos dejado de lado cosas como por ejemplo la calidad de vida, la salud mental, cosas que no tienen qué ver con lo económico, pero que influencia mucho nuestras vidas. Las compañías se han empezado a dar cuenta de que no solamente es cuestión de crecer a nivel económico, porque de qué sirve una comunidad o una sociedad rica cuando su gente está deprimida, enferma», añadió.

SOSTENIBILIDAD EN LATINOAMÉRICA

En América Latina, según el sondeo, el 45 % de las personas considera que las empresas y las marcas son de los actores con mayor grado de responsabilidad para revertir el cambio climático.

«Hemos visto cómo el cambio climático en Latinoamérica, especialmente, ha afectado el bienestar y la salud de las personas. Por ejemplo, hoy en día en Colombia llevamos casi seis meses del fenómeno de La Niña, donde hemos tenido fuertes lluvias, desbordamientos de ríos, y eso afecta al bienestar de la gente», señaló la experta.

En ese sentido, aseguró que en este contexto las empresas podrían jugar «un rol importante», pues «hay una fuente de negocio interesante porque la gente está dispuesta a hacer algo y lo que pasa es que no tiene ni idea de cómo hacerlo».

«Las compañías podrían ofrecerle herramientas a la gente. Y acá hay un tema que a mí me gustaría destacar y es pasar de contar historias a hacer historias (…) en el sentido de que ya no es suficiente para una compañía un mensaje publicitario, ahora es necesaria la acción. La gente está esperando acciones concretas en las cuales ellos puedan participar», detalló Siabato.

El estudio señala que en Latinoamérica para el 29 % de los encuestados la sostenibilidad se trata de proteger el medio ambiente y para un 20 % es un estilo de vida.

«El informe lo que muestra es la relación directa que hay entre la sostenibilidad y el bienestar de las personas. Si por ejemplo tu compañía de alimentos se preocupa por el bienestar de la gente, es mucho más fácil que tú ayudes a las personas a alcanzar bienestar», destacó.

En ese sentido, las expectativas de bienestar también son altas en grandes mercados como México y Brasil, donde un 77 % de los preguntados considera que las marcas deben asumir la responsabilidad de ayudar a cambiar bienestar general de las personas.

Es por eso que, en opinión de Siabato, ante los altos índices de desigualdad que hay en América Latina y las pocas soluciones que hay, las empresas se erigen como un actor clave porque «tienen un músculo financiero» y, además, «el poder como una marca de transmitir un mensaje y de educar a tus consumidores».

«Hoy en día la sostenibilidad es un imperativo porque cuando te incorporas una estrategia de sostenibilidad coherente, eres más rentable y tienes una mayor preferencia de marca», concluyó.

Pin It on Pinterest

Share This