Mirada en oriente. 

POR Luis Solís /@Luis_Summa

América Latina y el Caribe podría aumentar su intercambio comercial con los países del Golfo Árabe en unos US$13.000 millones al año tan solo con firmar acuerdos de comercio y aumentar su presencia diplomática, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentado en el Global Business Forum Latin America 2019, que se realizó el 9 y 10 de abril en Ciudad de Panamá.

El comercio bilateral entre ambas regiones es actualmente modesto, suma apenas US$16.300 millones en 2018, lo que equivale al 7% del intercambio entre América Latina y la Unión Europa.

De acuerdo con el informe, los países del Golfo Árabe (Baréin, Irak, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos o EAU) importaron de América Latina y el Caribe (ALC) US$10.900 millones en 2018, en tanto, que exportaron a esa región US$5.400 millones.

Recomendaciones del informe

Se exhortó a las partes a firmar acuerdos comerciales, de inversión y de doble tributación; incrementar el número de representaciones diplomáticas, consulares y comerciales; aumentar las rutas aéreas directas y fortalecer las comunicaciones y enlaces entre las empresas para estrechar los vínculos comerciales. Cálculos del BID indican que los acuerdos de comercio podrían incrementar los intercambios entre ambas regiones en unos US$9.800 millones al año. Con solo abrir más representaciones diplomáticas, el comercio bilateral aumentaría en unos US$3.300 millones al año. “El potencial de comercio que existe entre los países del Golfo Árabe y América Latina y el Caribe es enorme y prometedor. Las naciones y empresas latinoamericanas presentan una oferta exportable complementaria a la del Golfo Árabe y aquellos que deseen abrir nuevos mercados deberían estrechar sus vínculos y contactos con esa región estratégica”, expresa Fabrizio Opertti, gerente de Integración y Comercio del BID.

Algunos de los productos más apetecidos por los países del Golfo Árabe incluyen bienes tan variados como alimentos, metales, perlas, piedras semipreciosas, maquinaria mecánica y eléctrica, y automóviles.

Parte del atractivo para la mayoría de los territorios de América Latina y el Caribe es que hasta el momento el comercio con el Golfo Árabe está concentrado en tan solo unos pocos: Brasil (US$9.100 millones), Argentina (US$2.000 millones) y México (US$1.300 millones), que representan el 76% del intercambio total con esa parte del mundo.

EAU es, a su vez, el mercado más importante y de mayor crecimiento en esa región, representando el 27% de las exportaciones de los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, conformado por los países del Golfo Árabe, salvo Iraq) hacia ALC y el 46% de las importaciones.

Estrechando lazos

Por primera vez, el GBF Latin America 2019 tuvo lugar en las Américas, tras ediciones en 2016 y 2018 en EA U. En esta ocasión, el objetivo central del foro fue fomentar las oportunidades de crecimiento comercial bilateral.

Fue organizado por la Cámara de Comercio e Industria de Dubái, con el auspicio del Gobierno de Panamá y el apoyo del BID. Es el principal encuentro comercial anual entre ambas regiones y reunió en Ciudad de Panamá a más de 700 participantes, incluyendo 10 ministros de ALC, más de 80 empresarios e inversionistas de los países del GCC, así como a 43 panelistas, 17 agencias de promoción de exportaciones e inversiones y cientos de empresarios de América Latina y el Caribe.

Majid Saif Al Ghurair, director de la Junta de la Cámara de Comercio e Industria de Dubái, señala que organizar este evento en Panamá no solo es práctico, sino también un símbolo de la profundización de las relaciones entre las dos regiones.

“Este foro ha sido clave para compartir tendencias que están orientando el desenvolvimiento de los mercados latinoamericanos, así como detalles sobre las oportunidades que esta latitud puede ofrecer a las empresas de EAU, incluyendo a las más de 231.000 que son miembros de la Cámara de Dubái”, enfatiza Al Ghurair.

Pin It on Pinterest

Share This