México tiene la segunda menor participación de mujeres en la fuerza laboral de la OCDE, sólo detrás de Turquía. 

Por Revista Summa

La participación de la mujer se ha incrementado en el mercado laboral, sin embargo, se sigue percibiendo un rezago de ésta a nivel global. México se posiciona en el lugar 13 de 17 países latinoamericanos, de acuerdo con el Índice de Mejores Trabajos de 2017 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al obtener niveles por debajo del promedio en: participación laboral, desempleo, formalidad y salarios suficientes.

En ese sentido, la Dra. Diana Woolfolk Ruiz, Directora de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada, y miembro de la Mesa Directiva del Centro Empresarial de Ensenada, así como del Consejo Directivo Nacional de Guías de México, organismo a nivel nacional encargado de empoderar a niñas y jóvenes, destacó que las mujeres ocupan actualmente el 29% de los cargos de liderazgo senior a nivel mundial. Esto representa un aumento del 10% en los últimos 15 años, de acuerdo con reporte Mujeres Directivas 2019 de Grant Thornton.

También detalló que, según un informe de la consultora McKinsey (2019), México tiene la segunda menor participación de mujeres en la fuerza laboral de la OCDE, sólo detrás de Turquía. Además de que solo 4 de cada 10 mujeres tienen un empleo fuera del hogar.

“Aunque en México se han desarrollado políticas públicas para promover la participación de la mujer en el ámbito empresarial, considero que, aunque loables, estos esfuerzos no son suficientes, porque se necesita un plan estratégico nacional, susceptible de desplegarse a nivel estatal y local, con objetivos en el largo plazo, donde se involucren gobierno, sector empresarial e instituciones educativas, la llamada “triple hélice”.

Por su parte, la Dra. Michelle Lazcano, Coordinadora de la Licenciatura en Inteligencia de Negocios e Innovación en CETYS Universidad Campus Mexicali, comentó que la mujer tiene la capacidad de llevar una empresa que logre conectar con los empleados que la conforman, así como con el mercado objetivo del producto o servicio.

“He tenido la oportunidad de dar cursos a mujeres emprendedoras y ha sido una experiencia increíble. Se crea un ambiente de franco apoyo, donde las alianzas se dan casi instantáneamente, y las recomendaciones detalladas nos cuentan historias completas donde siempre hay una parte que es de nuestro particular interés” expresó.

Asimismo, la Dra. Paulina Vargas, Coordinadora de la Licenciatura en Administración de Empresas en el Campus Mexicali, explicó que la responsabilidad del docente en el aula es promover la equidad de género, venciendo estereotipos y la constante evaluación de aptitudes.

Finalmente, para Andrea Ashley González Macías, estudiante de octavo semestre de la Licenciatura en Negocios Internacionales en CETYS Campus Internacional Ensenada y miembro del grupo de liderazgo social Fortes, lo que hace falta es creer en el potencial que las mujeres tienen no solo en el ámbito de los negocios.

“Pienso que el empoderamiento de la mujer empieza por una misma, porque muchas veces nos creemos esa idea que nos inculcan en la sociedad de que por ser mujeres no podemos destacar, y eso nos vuelve inseguras y dejamos de hacer cosas, posponemos nuestros proyectos y dejamos de lado nuestros sueños. Creo que una mujer que estudia, se prepara y pone en práctica sus valores tiene la posibilidad de cumplir sus sueños”.

Pin It on Pinterest

Share This