La multinacional decide enfocarse en los mercados de Brasil, Alemania, Reino Unido y España, y abre la puerta a alianzas o ventas en la región.

Por Revista Summa

El Consejo de Administración de Telefónica ha aprobado esta semana, a propuesta de su presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, un nuevo plan de acción que servirá como catalizador de la transformación de la compañía y que persigue: priorizar los mercados donde la compañía pueda ser relevante y crecer en un modelo sostenible a largo plazo, impulsar las oportunidades de mayor potencial de crecimiento apalancando a la vez el valor de sus infraestructuras, e incrementar la agilidad y mejorar la eficiencia.

El presidente ejecutivo de Telefónica ha trasladado al Consejo de Administración su convencimiento de que Telefónica tiene ante sí una oportunidad enorme de crecimiento. Asimismo, explica que se trata “de una revolución tecnológica, pero también de una revolución social que alterará nuestro futuro inmediato. Una revolución que va a generar billones de euros de valor y, probablemente, nos ayude a solucionar retos que hasta ahora el ser humano no había podido conquistar. Para que esta revolución sea buena para todos, debe ser justa e inclusiva. Debe ser humana”

“Las compañías que no asuman su responsabilidad en este nuevo mundo dejarán de ser relevantes en el corto plazo. Los directivos que no nos comprometamos con el largo plazo y la sostenibilidad no estaremos siendo responsables”, afirma el presidente ejecutivo de Telefónica.

“Nos corresponde imaginar, diseñar y construir la compañía que queremos ser en el futuro. Lo hemos hecho, la hemos imaginado, la hemos diseñado y queremos empezar a construir el camino hacia ella”, añade.

El presidente ejecutivo de Telefónica afirma que “las incertidumbres geopolíticas y macroeconómicas y regulatorias, y la elevada competencia en el sector requieren una asignación del capital cada vez más exigente. Si en el pasado la baja penetración de los servicios de voz y datos, especialmente en los países emergentes, aseguraba el crecimiento futuro, la madurez creciente de los mercados y la aparición de nuevos competidores sujetos a distintas reglas demanda aproximaciones estratégicas muy focalizadas”.

Las nuevas necesidades y crecientes demandas de los clientes, tanto particulares como empresas, ante la explosión de la conectividad y la Inteligencia Artificial, la generación de valor para los accionistas a corto, medio y largo plazo, y la visión de los empleados sobre la compañía también han sido, según indica el presidente en dicha carta, puntos relevantes para la configuración del nuevo modelo.

En este sentido, el presidente ejecutivo de Telefónica ha presentado el nuevo plan de acción que servirá de catalizador de la transformación de la compañía y que se ejecutará en torno a cinco decisiones estratégicas:

  • Focalizar la inversión y crecimiento en los cuatro mercados más importantes de la compañía: España, Brasil, Alemania y Reino Unido
  • La creación de Telefónica Tech
  • La creación de Telefónica Infra
  • Un spin-off operativo bajo una única sociedad de los negocios en Hispanoamérica
  • Redefinición del Centro Corporativo

La implementación de todas estas medidas se espera que permita generar, entre otros efectos, más de 2.000 millones de euros adicionales de ingresos y dos puntos porcentuales de mejora en el margen de flujo de caja operativo (OpCF) en 2022.

Con este plan, la compañía quiere también iniciar una nueva forma de comunicar a los mercados. En virtud de ella, durante los próximos meses Telefónica irá informando de detalles adicionales derivados de esta nueva organización.

Cuatro países clave para priorizar la inversión, avanzar en digitalización e impulsar ingresos

En la actualidad, España, Brasil, Alemania y Reino Unido constituyen los cuatro mercados principales para Telefónica. Aunque a cierre del tercer trimestre de 2019 el Grupo estaba presente en 14 países, estos cuatro concentraban 218,1 millones de accesos (el 63% del total) y el 80% de ingresos, Oibda y flujo de caja operativo (OpCF).

El plan de la compañía pasa por priorizar el grueso de sus inversiones en estos cuatro mercados, mejorando la oferta y los servicios que se ofrecen a los clientes, con la palanca que ofrece la relación existente con millones de usuarios en mercados relevantes y con potencial de crecimiento en esta nueva fase. En definitiva, concentrar los recursos en los mercados de más valor.

Se priorizará también la inversión para la modernización y despliegue de la red, así como para la digitalización de la compañía, que permita mejorar el servicio y la atención a los clientes y capturar eficiencias.

Bajo la dependencia del consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, se mantiene a los actuales cuatro responsables de estos mercados: Emilio Gayo (España), Christian Gebara (Brasil), Mark Evans (Reino Unido) y Markus Haas (Alemania).

Nace Telefónica Tech para impulsar el crecimiento y atraer inversores

El Consejo de Administración de Telefónica ha acordado también hoy la creación de Telefónica Tech, unidad que aglutinará los negocios digitales con alto potencial de crecimiento y que pretende ser el socio que acompañe a otras compañías en su transformación digital.

Inicialmente en esta unidad se desarrollarán tres negocios: ciberseguridad, IoT/Big Data y cloud. Se quiere impulsar el crecimiento de estas actividades que, de forma agregada, ya están logrando subidas de facturación por encima del 30%. Esta unidad se podrá expandir en el futuro si aparecen nuevas oportunidades de negocio con dicho potencial. Del mismo modo, está abierta a adquisiciones que complementen el portafolio tal y como se ha venido haciendo en los últimos años.

En Telefónica Tech se integrarán las unidades dedicadas actualmente a la prestación de los citados servicios, con el fin de focalizar aún más la gestión y conseguir la escala que permita atraer el talento tecnológico adecuado. Con procesos más ágiles, eficientes y la palanca que puede dar la incorporación de nuevos socios se quiere acelerar de forma exponencial el crecimiento de estos negocios.

Esta unidad será la que entregue la oferta de valor que los equipos comerciales de cada país ofrecerán a los clientes. Además, se pretende exportar la propuesta a otros países en los que Telefónica no está presente mediante acuerdos con otras compañías.

Se espera que esta unidad genere más de 2.000 millones de euros de ingresos adicionales en el año 2022.

El CEO de esta nueva sociedad será José Cerdán, hasta ahora responsable Global del segmento B2B en Telefónica, reportando al consejero delegado. Cerdán posee un gran espíritu empresarial, cuenta con una sólida experiencia en crear empresas, multiplicar sus ingresos y capturar todo su potencial tecnológico. Es un gran impulsor de la agenda digital, asesorando a importantes empresas en el mercado español e internacional, así como a organismos e instituciones privadas, públicas y universidades. Su relación con Telefónica se inició en 2011, cuando Telefónica adquirió Acens.

En los últimos años, como responsable Global del segmento B2B, ha liderado junto a las operaciones el crecimiento de los ingresos en servicios a empresas.

Pin It on Pinterest

Share This