El empleo de este tipo de tecnología permite simplificar una enorme cantidad de tareas manuales.

Por José Luis Cid, Director general de Assertive Consulting Group 

La gestión del talento humano en los tiempos de la transformación digital se ha convertido en una batalla para un departamento, como el de recursos humanos.

Precisamente, la Inteligencia Artificial (IA) se ha comenzado a perfilar como el próximo gran cambio en los procesos de selección y reclutamiento de personal en las distintas organizaciones. Su implementación ha venido a simplificar un proceso intensivo en horas, susceptible de errores, sin métricas precisas y costosas en tiempo, en un flujo ágil de tareas con a clara preocupación por la experiencia del postulante y en tiempos que aumentan la productividad del área de capital humano de la organización. Estos modelos están basados en la psicología organizacional y son capaces de detectar las competencias sociales de los candidatos e indicar las soft skills de cada perfil.

El perfil seleccionado surge del análisis de un gran volumen de datos y no de interpretaciones personales del reclutador. Adicionalmente, el empleo de este tipo de tecnología permite simplificar una enorme cantidad de tareas manuales que conlleva un proceso de reclutamiento, especialmente, al permitir automatizar gran parte del flujo de trabajo que hoy es manual, tales como la publicación automática en distintos portales de empleo, lectura de currículos a alta velocidad, ranking de postulantes en cuestión de segundos, aplicación de test psicométricos en línea, incluso lectura de emociones personales a través de videograbaciones.

Cómo opera el reclutamiento predictivo

En Assertive Consulting Group empleamos una plataforma tecnológica llamada AIRA que emplea un algoritmo, basado en IA, que automatiza el proceso de reclutamiento a través de la búsqueda de los atributos necesarios para una vacante en concreto. El sistema busca en cada currículo de los postulantes, las palabras claves relacionadas con los atributos que la organización necesita, ampliando el campo de búsqueda para encontrar al candidato ideal dentro de cientos currículos en segundos.

Como reclutadores, esto nos permite llegar a los candidatos deseados y ayudar a nuestros clientes a encontrar el talento apropiado. Por ejemplo, cuando un candidato realiza una vídeo entrevista, el algoritmo puede analizar actitudes y emociones de un postulante.

Así, podemos decirle al cliente, quien tiene las mejores habilidades comunicacionales, necesarias para determinado puesto. Con la inteligencia artificial obtenemos recomendaciones según cada uno y consideramos qué lugar dentro de la compañía debe ocupar.

Según toda la información que recabamos, también le proponemos una formación personalizada para que siga creciendo La IA es hoy una tendencia real en Recurso Humanos. No cabe duda, que está cambiando la cara de los recursos humanos brindando tecnología cognitiva que ya está transformando la forma de cómo atraer y seleccionar candidatos, generando así sinergias y eficiencias en los procesos de reclutamiento y selección.

Pin It on Pinterest

Share This