Dentro de sus principales beneficios se encuentran la aceptación local e internacional y la posibilidad de realizar compras en línea.
Por Revista Summa

La tarjeta de débito es una herramienta que permite pagar productos y servicios, los cuales son deducidos automáticamente de la cuenta bancaria.

Estas no solo son un atractivo método de pago, debido a lo fácil que se vuelve el mantener un control de lo que se gasta; si no que es una alternativa segura, ágil y ordenada.

Utilizar tarjetas de débito es mucho más sencillo que el uso de dinero en efectivo, y más práctico que el pago con cheques; además, la evolución hacia la banca electrónica y el uso cotidiano de tarjetas para realizar pagos, genera beneficios reales y visibles, como por ejemplo medioambientales, económicas, legales, entre otros.

Mastercard cuenta con productos de débito enfocados a los distintos tipos de tarjetahabientes, que ofrecen una serie de beneficios financieros, por ejemplo:

  • Mejor control de los gastos, ya que a diferencia del efectivo, todos los gastos pueden ser
    revisados a detalle a través del estado de cuenta o su banca electrónica, lo que a su vez
    permite que las personas puedan ahorrar y cumplir sus metas de manera más rápida.
  • Compras rápidas y seguras, ya que no se debe cargar con efectivo y en caso de extravío se
    puede reportar de inmediato y así evitar la pérdida de fondos.
  • Viajar con mucha mayor tranquilidad, ya que estas son aceptadas local e
    internacionalmente.
  • Es posible pagar con tarjetas de débito en cualquier momento del día y todos los días, sin
    la necesidad de tener un cajero automático cerca para tener algo de dinero en el bolsillo,
    además de que son aceptadas a nivel mundial.
  • Disfrutar de compras por internet y pago de servicios recurrentes como por ejemplo
    televisión por cable, Netflix, Uber, Spotify y demás plataformas digitales.
  • Aprovechar promociones exclusivas a lo largo del año, como por ejemplo entradas 2×1 al
    cine, preventa para eventos seleccionados, y descuentos en plataformas de comidas.
  • Con una tarjeta de débito se hace uso de nuestro propio dinero, por lo que no se generan
    deudas ni gastos de más.

“Para Mastercard, siempre ha sido prioritario lograr que nuestros tarjetahabientes cuenten con diferentes alternativas de valor en el mercado con nuestras tarjetas, logrando acceso al pago de servicios comunes, beneficios de promociones y experiencias tanto a nivel local como internacional” afirmó Isabel Villagómez, Directora de Comunicaciones Mastercard para México y Centroamérica.

Algunos puntos y recomendaciones para tomar en cuenta al adquirir una tarjeta de débito y así tener las finanzas sanas son:

  • Ahorrar para cumplir las metas financieras.  Es fundamental para el futuro.
  • Entender qué es una tarjeta de débito y para qué sirve.  Una tarjeta de débito permite usar el dinero que tenga en su cuenta de banco, sin tener que llevar efectivo consigo, lo que la hace más segura para el usuario y para la protección del dinero. El máximo que se puede usar es el saldo en la cuenta.
  • Controlar y planear gastos. El control de gastos es también una manera de ahorrar.
  • Existen aplicaciones descargables para dispositivos móviles que permiten registrar y organizar los gastos. Otra recomendación es comparar precios en línea antes de comprar.

Pin It on Pinterest

Share This