Al pensar en bienestar se logra conseguir mayor productividad, rendimiento y un mejor ambiente laboral.

Por Federico Gomez Schumacher, GM PayPal Brasil y México

En los últimos años, la importancia del bienestar (mental y corporal) en el trabajo ha ganado importancia y hemos podido ver un cambio en las expectativas de empleo. Hoy en día un empleado desea algo más que un buen sueldo,  quiere ante todo la oportunidad de hacer algo que realmente ama en un ambiente agradable y al lado de gente positiva y amigable y que se preocupe por el bien común.

Con esto en mente, algunas de las organizaciones más exitosas e innovadoras ya han optado por implementar diversas estrategias, así como invertir energía y recursos en la creación de lugares de trabajo que promuevan el bienestar de sus empleados, ofreciendo no sólo un ambiente agradable sino apoyo profesional para el estrés laboral, personal o financiero, y para problemas más serios como el abuso de sustancias, la depresión y la ansiedad. Estos programas también ayudan a los empleadores porque hacen que los empleados sean más felices, lo que a su vez resulta en un mejor desempeño en sus tareas.

Veamos entonces que tipo de iniciativas pueden dar resultado en las empresas. Debemos entender que la dinámica de las oficinas no siempre es la misma, por lo que no todas estas recomendaciones aplican, pero pueden ser buenas ideas para cualquier industria. 

Competencias entre empleados:  Las competencias en el lugar de trabajo son divertidas, promueven interacción, buenas relaciones y sobre todo ayudan a mejorar la salud.  Hoy vemos que muchas empresas organizan caminatas, carreras, concursos de pérdida de peso, campeonatos de futbol o algún deporte, etc. Al ver el progreso de un equipo o individuo, el desafío motiva a los empleados a participar y, a menudo, los recompensa con un premio relacionado con la salud.

Educación sobre prevención de enfermedades: Algunas enfermedades pueden ser prevenidas y mucha gente no lo sabe. Si tan solo todos estuvieran conscientes sobre la importancia de los chequeos médicos anuales y los buenos hábitos, tendríamos menos enfermos. Si logramos que los empleados entiendan que su salud es igual de importante que su familia, hijos, trabajo, veremos un cambio. Un seminario o curso de bienestar para los empleados puede ayudar a mejorar la responsabilidad y consciencia sobre las enfermedades.

Programas para dejar de fumar: Entre los mayores causantes de problemas de salud está el fumar, lo que a su vez causa fatiga, falta de energía y malestares respiratorios que no ayudan a un buen desempeño.   Algunas empresas han encontrado en su mejor interés ofrecer programas para dejar de fumar a los miembros de su equipo.

Masajes: Es un hecho que los masajes reducen el estrés, la tensión muscular y también mejoran el humor. No está demás ofrecer un masaje de 15 minutos una o dos veces al mes a los empleados. ¡Seguro que será muy agradecido!

Comida saludable: La mayoría de los empleados que trabajan en oficinas terminan comiendo comida rápida y no saludable, esto deriva en ganancia de peso y por supuesto, perdida de autoestima. ¡Queremos empleados seguros de sí mismos y de su persona y capacidad! Por eso ahora algunas compañías están promoviendo opciones más saludables en reuniones, fiestas y eventos, así como en cafeterías, etc.

Un ambiente agradable: Como empleadores debemos crear condiciones que permitan que sus empleados den lo mejor de sí. Los empleadores deben hacer de la oficina un lugar donde los empleados quieran trabajar porque terminan cada día con un sentimiento de logro, un sentimiento de que sus esfuerzos cuentan y que son valorados. Las empresas deben darse cuenta de que sus empleados son su activo y crear un ambiente saludable y armónico. Pensemos en espacios agradables a la vista, pero también en promover la amabilidad, la tolerancia y el positivismo.

El éxito del bienestar corporativo debe estar impulsado por una estrategia sólida que lo respalde. El bienestar corporativo necesita mucho apoyo, liderazgo y compromiso. Para que un programa sea exitoso se le debe poner mucho esfuerzo, comunicación, e incentivos. Requiere tiempo y recursos, pero es una inversión a largo plazo que dará beneficios a la empresa y su expansión.

Pin It on Pinterest

Share This