El sector público y privado desarrollan este proyecto, que busca complementar todo el trabajo ya realizado en Costa Rica para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y cumplir con los compromisos del año 2050.

Por Revista Summa

Esta semana se llevó a cabo el lanzamiento virtual del proyecto: Hoja de Ruta para la Transición Energética en Costa Rica, promovida por el Grupo Enel, en conjunto con el Consultor independiente Deloitte. Este taller marca el inicio para seguir construyendo de manera inclusiva, en el país, lineamientos que permitan a las empresas de todos los sectores, públicos y privados reducir las emisiones de GEI, alcanzar los compromisos internacionales en temas ambientales y hacer frente al cambio climático.

Los compromisos y políticas a largo plazo son relevantes para impulsar la transición energética, pero más allá de los beneficios ambientales, esta iniciativa será un soporte para a la reactivación económica, generación de empleos y garantizar competitividad de productos y servicios locales respaldados con prácticas sostenibles.

Maurizio Bezzeccheri, Director de América Latina del Grupo Enel, expresó que “un verdadero proceso de transformación es aquel donde la electrificación es el factor más importante porque representa grandes cambios en materia de nuevas tecnologías y nuevos usos de la energía”.

Considerando el interés que tiene a nivel global la lucha contra el cambio climático y el compromiso asumido por los países en la última COP 26 de Glasgow, sobre adelantar la actualización de su NDC en el 2022, “El desarrollo de esta Hoja de Ruta contribuye con este objetivo brindando una perspectiva adicional en las reflexiones y debates nacionales que se realicen en torno al tema y en preparación de la participación del país en la COP 27”, añadió Bezzeccheri.

Este es el primero de una serie de talleres y mesas participativas para la construcción de un estudio robusto, el cual pretende servir de modelo para que otras organizaciones puedan sumarse hacia una transición energética justa y equitativa. El proyecto finalizará con la entrega de un informe a las autoridades que contiene los posibles escenarios de transición energética que resulten de la discusión, la cuantificación de costos y sus beneficios, además de un conjunto de recomendaciones de políticas públicas necesarias para impulsar la acción de todos los sectores.

Para el desarrollo de esta hoja de ruta, Cristian Serricchio gerente senior de Deloitte menciona que se tiene como marco de arranque la “Primera Contribución Determinada a Nivel Nacional Actualizada“. Serricchio comentó que se está trabajando con una robusta herramienta de modelización usada en numerosos países de Europa llamada Times, que permite diseñar la idea e ingresar al modelo ciertas políticas y condiciones que se necesitan trabajar para que generar un desarrollo sostenible y resiliente del producto final.  “Como grupo visionario lo que buscamos es que este trabajo genere un valor agregado no solo al sector público sino al país también”, indicó Serricchio.

Karla Rodríguez Country Manager de Enel Costa Rica, resaltó la importancia de desarrollar una transición energética justa. “Hablar de transición energética justa implica tener claro dos aspectos, el primero es que es inclusiva, que busca llevar energía a todas las personas del mundo y el segundo es que se ocupe de una manera digna e innovadora de todos los sectores sociales que van a ser afectados por la descarbonización.”

La actividad contó con la participación de distintos stakeholders del sector privado como Sean Porter, Director de Comercialización, Desarrollo y Nuevos Negocios de CMI Energía, quien comentó la relevancia de atacar el problema desde muchos ángulos con diferentes tipos de soluciones para mantener a la región como líder. Además, planteó la necesidad de que en Costa Rica se necesita una mezcla de tecnología de generación eléctrica para manejar los riesgos del clima y las coyunturas globales afectan a los distintos países de la región.

De parte de Petróleos Delta Costa Rica, Rafael Romero, Director Comercial señaló la importancia de apoyo de todos los actores en la transición energética que impulse un modelo país que beneficie a todos. También resaltó retos como los cambios en las regulaciones, la transformación que los negocios deben realizar para mantenerse y los cambios que los centros de carga deben implementar para incluir la movilidad eléctrica dentro de su oferta.

Así también se contó con la participación de William Villalobos, CEO CORE Regulatorio, quien se refirió a el costo de la transición enérgetica, el modelo regulatorio como catalizador de la economía y la liberación de la comercialización como servicio público.

Como último panelista se contó con la participación de Diana Jiménez, Gerente de Regulación y Asuntos Instituciones para Centroamérica y Colombia de Enel, quien comentó sobre la visión desde el punto de vista de la regulación para impulsar la transición energética. Se resaltó la importancia de contar con una visión de largo plazo que aporte a la política energética nacional y comenzar a tener resultados hacia una eventual transición energética.

El Grupo Consultor Deloitte trabaja comprometido junto a instituciones y stakeholders como el Grupo Enel, para seguir consolidando y reforzando las bases de un camino hacia un futuro sin emisiones de gases de efecto invernadero.

Pin It on Pinterest

Share This