Boston Scientific se ha consolidado como la principal empresa de Ciencias de la Vida por volumen de exportación y cantidad de colaboradores, siempre fiel a su filosofía de transformar vidas.

Por Revista Summa

Trabajar en salud es más que solo un empleo, es una vocación. Se trata de crear soluciones que transforman la vida de miles de pacientes y ayudan a los profesionales a brindar una atención óptima. Es dar esperanza de una vida mejor.

Para Boston Scientific esa es la esencia de su operación. Una que trasciende las frases impresas en muros o los datos incluidos en diapositivas, para colarse en las vivencias diarias de cada una de las personas que integran esta compañía –más de 5500 entre sus dos plantas ubicadas en Heredia y Coyol de Alajuela.

La multinacional llegó al país en 2004 y entonces solo fabricaba fórceps para biopsias. Hoy, este líder global manufactura desde acá dispositivos médicos menos invasivos para todas sus áreas: Neuromodulación, Cardiología, Electrofisiología, Endoscopia, Urología y Salud Pélvica e Intervenciones Periféricas.

En 2012, se convirtió en la primera empresa en abrir operaciones de Investigación y Desarrollo (R&D) en Costa Rica. Cuatro años después, en 2016, Boston Scientific presentó su primera patente costarricense.

¿Cuál ha sido la clave para este crecimiento en cantidad y complejidad de operaciones?

De los múltiples factores convergentes en la historia exitosa de Boston Scientific en Costa Rica, Luis Javier Serrano, Vicepresidente de Operaciones y Gerente General en Coyol, no duda en anteponer uno: la gente.

“Llevamos a la práctica la teoría de la felicidad organizacional de la única manera en que se expresa genuinamente: colocando a las personas primero. Los pacientes, los profesionales de la salud, las comunidades y, por supuesto, nuestra gente. Esto ha sido crucial para reunir el mejor y más comprometido talento”, explica Serrano.

Boston Scientific ha estructurado una serie de acciones que promueven ciudadanos responsables en su entorno desde tres perspectivas: Personas, Planeta y Prácticas. Sea a través de su programa de responsabilidad social empresarial (RSE) o de DE&I (el de Diversidad, Equidad e Inclusión) se busca que todos los colaboradores se sientan seguros siendo quienes genuinamente son.

Los retos impuestos por las circunstancias cambiantes e inciertas de la pandemia han revelado el valor de esta estrategia. La compañía rompió paradigmas imperantes en la industria al tiempo que satisfacía las necesidades del mercado, gracias al compromiso y responsabilidad de cada miembro de la organización y una aplicación asertiva e intuitiva de la tecnología.

En sintonía con su carácter pionero y visionario, Boston Scientific ya mira al futuro y trabaja en una estrategia de lugar de trabajo conectado (Connected Workplace Strategy), a la cual se migrará una vez superada la pandemia. Esta busca que los espacios presenciales se adecuen a la nueva realidad de trabajo: ágiles, flexibles, intercambiables y tecnológicamente habilitados.

Todo este ambiente hace que Boston Scientific se posicione no sólo como empresa líder en la industria, sino también como una organización flexible que responde con agilidad a las situaciones cambiantes y líder en el desarrollo de soluciones innovadoras de la mano del talento costarricense.

Más que indicadores, personas
● +5500 personas trabajadoras
● 54% del total son mujeres
● 40% de mujeres en puestos gerenciales y directivos
● 200 personas en el área de Investigación y Desarrollo

Interesados en aplicar a las posiciones abiertas: https://jobs.bostonscientific.com/

Pin It on Pinterest

Share This