El endeudamiento de los gobiernos de los países emergentes representa 59% de su PIB, un nivel nunca antes visto.

Por Expansión

El endeudamiento de los gobiernos de los países emergentes se disparó hasta alcanzar un récord en 2020 y se espera que siga aumentando el próximo año, dijo JPMorgan, mientras los políticos tratan de reactivar las economías golpeadas por la pandemia del coronavirus.

La deuda gubernamental general de 55 países en desarrollo aumentó a un máximo histórico de un 59% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, con niveles sin contar a China que se elevaron a un 57.7%, según los analistas de JPMorgan.

El crédito del sector privado en los mercados emergentes también se disparó a un máximo histórico de 146.8% del PIB, acercándose a los de mercados desarrollados, donde el promedio se sitúa en 161%.Learn more

Sin embargo, China, con sus altísimos niveles de deuda, elevó el coeficiente general. En los mercados emergentes, excluyendo a China, la tasa privada subió a 89.9% del PIB, según los analistas de JPMorgan.

«La crisis de COVID-19 ha provocado los mayores incrementos anuales de deuda del gobierno y del sector privado de los mercados emergentes como porcentaje del PIB», escribieron los analistas de JPMorgan en la nota.

«Los gobiernos han necesitado ampliar el apoyo fiscal a las economías más afectadas, pero los niveles generales de deuda en toda la región de Europa Central y Oriental dejarán un legado con el que los agentes del mercado tendrán que lidiar a lo largo del próximo ciclo económico».

JPMorgan añadió que tanto la deuda del sector estatal como la del sector privado seguían siendo abrumadoramente internas, ya que las obligaciones locales representaban el 87% del total gubernamental y el 94% del crédito privado.

Pin It on Pinterest

Share This