Un paraíso camaleónico de 500 años.

POR Carolina Barrantes @Caro_Summa

Ciudad de Panamá es una máquina del tiempo viviente: permite a sus visitantes y residentes conocer desde verdaderas joyas arquitectónicas de cuando nació, en 1519, hasta la evolución gigantesca que ha tenido como pulmón cosmopolita, de negocios y bancario de la región.

Con un sin número de rascacielos, espacios verdes y gran combinación de culturas, ha enfrentado múltiples cambios a lo largo de sus 500 años de historia y actualmente suma fuerzas para superar los múltiples retos que tiene de frente para seguir siendo un referente en América Central.

Obras de infraestructura de la talla del Canal de Panamá y su reciente expansión, el Centro Bancario Internacional y El Metro y sus diferentes líneas, han marcado su crecimiento y le dan esperanza a futuro. La construcción de la tercera fase de la Cinta Costera, que permite la aparición de nuevos espacios públicos utilizados para el beneficio de las comunidades aledañas y las mejoras ejecutadas en el Aeropuerto de Tocumen también favorecen el desarrollo de la ciudad.

A las ventajas nacionales se suman la existencia del dólar como moneda de curso legal, la privilegiada posición geográfica y el hecho de ubicarse en una zona horaria que coincide con la costa este de Estados Unidos. Esos factores permiten tanto a la ciudad como al país en general seguir siendo atractivos para atraer capital extranjero, negocios y empresas multinacionales, y la expansión del comercio hacia América del Norte o América del Sur.

“La ciudad capital ha tenido muchos cambios. Uno de ellos ha sido su expansión, pero el más notable es su modernidad. Se ha convertido en la más cosmopolita de la región centroamericana, pero resguardando su historia colonial. Las fortalezas de su conectividad aérea, marítima y terrestre (con América del Norte) han permitido que durante 500 años generen condiciones óptimas para atraer negocios, inversiones y turismo, don- de también cabe destacar el beneficio que juega la corta distancia entre el océano Pacífico y el Mar Atlántico que posee nuestro país”, afirma Iván Xavier Eskildsen, administrador general de la Autoridad de Turismo de Panamá. Durante la última década, la capital también ha experimentado un desarrollo inmobiliario muy relevante, apoyado por políticas públicas orientadas a facilitar las inversiones y agilizar los trámites relacionados.

“En el sector de oficinas, por ejemplo, hubo un rápido y fuerte auge en la construcción de proyectos corporativos donde la disponibilidad de espacios llegó incluso a superar el 25%. Su ritmo ya se ha venido estabilizando y hoy ese mercado muestra señales de recuperación hacia una tasa sana, lo cual es muy positivo y genera confianza para el futuro”, comenta José Ignacio González, analista senior de Investigación de Mercados y Consultoría de Cushman & Wakefield/AB Advisory.

Para él, el mercado de bienes raíces de Panamá tiene potencial para seguir creciendo y madurando para satisfacer las necesidades de compañías internacionales. Panamá también ha crecido de manera importante como un hub de servicios corporativos y ha sido imán para empresas de call center, centros de servicios compartidos, bancos e instituciones financieras.

Retos en el camino

Aunque las fortalezas que tiene la capital panameña le auguran un futuro más que promisorio, para ratificarlo debe trabajar en varios pendientes: mejorar aspectos de movilidad, acceso a espacios públicos e incrementar su oferta cultural con el fin de cautivar más a los turistas de ocio y de convenciones que la visitan cada año, cuyo número va en crecimiento. La próxima apertura del Centro de Convenciones Amador, que tendrá la capacidad de atender a más de 20.000 turistas, será una de sus herramientas a favor.

El gobierno panameño también debe impulsar acciones que repercuten a nivel nacional, como seguir trabajando en la competitividad y mejorar considerablemente la calidad del sistema educativo para formar emprendedores e innovadores. Asimismo, seguir atrayendo nueva Inversión Extranjera Directa (IED), reinversiones de las empresas extranjeras ya instaladas y generar crecimiento económico local.

Para eso último, el experto de Cushman & Wakefield/AB Advisory añade que es muy importante que logre avanzar cada vez más hacia actividades de mayor valor agregado e invertir en talento humano, lo que le permitirá escalar en la economía global. Además, que los nuevos desarrollos estén sustentados en estudios de mercado rigurosos que permitan orientar los proyectos en bienes raíces hacia lo que la ciudad y el país requerirán durante los próximos años. Genaro Villalaz, director de Cultura de la Alcaldía de Panamá también considera que hay que prestar atención al hecho de que a pesar de contar con un crecimiento económico y un Producto Interno Bruto envidiable, la nación no está generando la distribución equitativa de la riqueza necesaria para bajar, significativamente, las estadísticas de pobreza multifuncional que aún persisten.

5 sitios imperdibles de la capital

1 Centro de Visitantes del Canal de Panamá en Miraflores: A solo 20 minutos del centro de la ciudad, incluye un museo con exhibiciones interactivas, una película excelente sobre su construcción y una terraza desde donde se pueden observar los barcos que transitan a través de las esclusas de Miraflores.

2 Casco Viejo: Permite viajar en el tiempo a través de edificios históricos, iglesias del siglo XVII como la Iglesia del Altar de Oro, las ruinas de un convento del siglo XVII y el monumento a los 22.000 franceses que murieron con la construcción del Canal. Es una elevación que permite disfrutar de las brisas y vistas del océano y la bahía.

3 Panamá Viejo: Fue la primera ciudad en la costa del oeste de las Américas y funcionó como epicentro para la conquista de Latinoamérica. Cuenta con un museo y las ruinas que son el producto del ataque protagonizado por el pirata inglés Henry Morgan, en 1671.

4 Calzada de Amador: Esta vía conecta la parte continental de la ciudad de Panamá con cuatro islas que forman un pequeño archipiélago: Naos, Perico, Culebra y Flamenco. Ofrece espectaculares vistas de los rascacielos de la Ciudad de Panamá y el Canal de Panamá.

5 Parque Metropolitano: Es un bosque tropical de poco más de 232 hectáreas de terreno dentro de la metrópolis. Tiene bellas vistas de la selva y la ciudad desde su cumbre, y permite hacer senderismo para ver animales como el mono tití panameño y el tucán pico iris.

Pin It on Pinterest

Share This