Kimberly-Clark tiene casi 150 años de presencia en el mercado.

Por Revista Summa

Gracias a que cumple a cabalidad su misión de proveer productos esenciales de alta calidad y seguros para que los consumidores tengan una vida mucho mejor, un 25% de la población mundial confía en sus marcas y las utiliza a diario.

Está comprometida con la sostenibilidad del entorno, impulsa la capacidad de sus colaboradores y trabaja bajo la sombrilla de la excelencia operacional e innovación, lo que le permite responder de forma ágil a los requerimientos del mercado.

Además, cuenta con un plan de inversiones tecnológicas orienta- do a expandir su capacidad productiva y ha consolidado una sólida reputación, gracias a que sus valores, ética, compromiso ambiental y social generan confianza entre todos sus públicos.

Innovación constante

Debido a la pandemia, la compañía aceleró la puesta en práctica de estrategias de digitalización. En Colombia y Costa Rica, por ejemplo, las ventas mostraron crecimientos importantes en 2020 por la implementación del e-commerce y padres primerizos se han beneficiado con el lanzamiento de la plataforma Más Abrazos de Huggies, la cual dispone de contenido educativo. Su cultura solidaria también se ha puesto de manifiesto. Como parte de sus programas de responsabilidad social que impactan a comunidades cercanas de manera continua, el año pasado entregó al Banco de Alimentos productos esenciales equivalentes a US$500.000 en Latinoamérica Norte.

“En esta coyuntura hemos sorteado retos con éxito, como los cambios constantes, el desabastecimiento de materias primas y el incremento de la demanda, factores que mueven a la compañía a ser ágil para ofrecer los distintos tipos de productos que los consumidores requieren, ajustados a sus necesidades”, explica Fernando Laghi, gerente general para Centroamérica Sur y República Dominicana.

Pin It on Pinterest

Share This