Pocas horas después de anunciarse la división de la compañía matriz, en torno al mediodía las acciones subían un 3,66 %, hasta US$70,01 por acción.

Por EFE

La icónica marca de cereales y «snacks» Kellogg’s anunció este martes que divide la compañía en tres negocios diferentes para crear «mayores oportunidades estratégicas, operacionales y financieras».

El negocio principal, que ahora supone 11.400 millones de dólares en facturación neta, se llamará Global Snacking, y se centrará en el mercado internacional de «snacks» (aperitivos dulces y salados), que suponen el 60 % de su facturación, así como en los cereales y los «noodles» (fideos asiáticos).

Aquí se incluyen marcas tan conocidas como Pringles, Cheez-it o Rice Krispies, además de barritas como Nutri-Grain o RXBAR. Según el comunicado, hay grandes posibilidades de crecimiento de estos productos en el mercado internacional (no norteamericano), y especialmente en África, el mercado de mayor pujanza.

La segunda división se llamará North America Cereal, centrada en EE.UU., Canadá y el Caribe, con una facturación neta anual de 2.400 millones de dólares. Su foco está puesto en marcas como Corn Flakes, Raisin Bran, Special K o Bear Naked.

Por último, la compañía Plant, con una facturación neta de 340 millones, nace a partir de la empresa agrícola Morning Star Farms (adquirida por Kellogg’s hace dos décadas) y se centrará en el negocio vegano/vegetariano. No se descarta una venta posterior de esta tercera división, admite el comunicado.

Pin It on Pinterest

Share This