Se llama Vision Retail y es un software fue creado por un equipo de emprendedores salvadoreños que integran Spot, una compañía que trabaja en varios productos similares aplicados a negocios.

Por El Salvador

Diseñado 100 % in house, por un grupo de jóvenes, Vision Retail permite leer el comportamiento de un consumidor respecto a un producto, desde que entra a una tienda.

Creado especialmente para tiendas de retail, restaurantes y centros comerciales, el software Vision Retail usa la inteligencia artificial para la obtención de una data que permite a las compañías conocer a detalle a sus potenciales compradores.

“Los comercios pueden medir si están llegando las personas y quiénes son, cuál es su edad, y muchos más datos que pueden provocar grandes ganancias a los negocios”, comentó Camila Orantes, fundadora de la empresa Spot, y una de las desarrolladoras de este software.

El innovador sistema funciona con cámaras diminutas que se colocan a lo largo del establecimiento para que hagan una lectura facial y den información en tiempo real y segmentada.

“Si por ejemplo es un almacén de varios pisos, provee datos por nivel, si es de varios departamentos ofrece la reacción de la gente en cada uno de ellos”, agregó por su parte Julio Ábrego, otro de los creadores.

“Lo están probando franquicias y un centro de comercio, para que ellos puedan hacer sus planigrafías, que incluye la disposición de cómo van poner su producto, tomar mejores decisiones de los artículos que tienen en función a la data que el software les da”, comentó Julio.

Mediante el sistema se puede saber con certeza absoluta la hora y días de mayor afluencia de los clientes, sexo, edad y género, entre otros. Incluso la data puede ayudar a validar el metro cuadrado del centro comercial y darle más plusvalía a un pasillo.

En este momento Soho Cascadas y una cadena internacional de pizzas ya les compraron el sistema y tienen al menos diez clientes más interesados, entre ellos uno de los almacenes más grandes del país, una cadena de electrodomésticos y el centro comercial más grande de Jamaica.

Julio asegura que llegar a hacer que el sistema funcionara les tomó poco más de un año, y una inversión de alrededor de US$100,000.

Pin It on Pinterest

Share This