La República Islámica de Irán ha declarado que, si se llega a un acuerdo, la parte que violó el acuerdo – en alusión a EE.UU – debe primero levantar las sanciones.

Por EFE

El ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, indicó este martes que las negociaciones nucleares en Viena van «por buen camino» y en caso de buena voluntad y seriedad de las otras partes se puede esperar un próximo acuerdo.

En caso de que las otras partes «continúen con buena voluntad», será posible lograr un acuerdo bueno para todas las partes y en caso de que en los próximos días «se sume la seriedad» a la buena voluntad, «se puede concebir un acuerdo pronto y en un futuro próximo», dijo Abdolahian en declaraciones difundidas por la web de su Ministerio.

Irán y las seis grandes potencias mundiales, entre ellas Estados Unidos de forma indirecta, reanudaron ayer en Viena las negociaciones para intentar salvar el acuerdo nuclear logrado en 2015.

Tras las negociaciones de este lunes el negociador jefe nuclear iraní, Ali Bagherí Kaní, indicó que «la clave del éxito» para que las negociaciones de Viena lleguen a un acuerdo es la eliminación de las sanciones impuestas a Irán.

Según Bagherí Kaní, las delegaciones acordaron tratar con prioridad los dos temas principales para Irán, que son la verificación de la eliminación de las sanciones y las garantías de que EE.UU. no vuelva a violar el acuerdo que se logre.

La República Islámica de Irán ha declarado que, si se llega a un acuerdo, la parte que violó el acuerdo – en alusión a EE.UU – debe primero levantar las sanciones e Irán, después de verificar la eliminación de las mismas, volverá a cumplir con sus compromisos nucleares en el marco del acuerdo de 2015, conocido como JCPOA en sus siglas en ingles, explicó Bagherí Kaní.

El pacto de 2015, logrado entre Irán y el 5+1 (China, EE.UU. Francia, el Reino Unido y Rusia más Alemania) tenía como objetivo limitar las actividades nucleares de Irán, para que no pueda hacerse con armas atómicas, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En 2018 EE.UU. se retiro unilateralmente del pacto e Irán un año más tarde comenzó a saltarse los límites impuestos a su programa nuclear, enriqueció más uranio y de más pureza, hasta el punto de que, según algunos expertos, está a pocas semanas de tener suficiente para fabricar un arma nuclear.

Las delegaciones presentes en el hotel Coburg, donde se llevan a cabo las negociaciones de Viena, trabajarán hasta este jueves y luego harán una pausa durante el fin de año y volverán a reunirse el lunes 3 de enero.

El director político del Servicio Europeo de Acción Exterior y coordinador de las negociaciones, Enrique Mora, señaló ayer que las negociaciones de Viena han iniciado una nueva fase, ante la urgencia de llegar pronto a un consenso, y en la que tendrán que tomarse «difíciles decisiones políticas».

Pin It on Pinterest

Share This