La diplomática se refirió a los preparativos para la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, que tendrá lugar el 23 de septiembre en Nueva York.

Por Revista Summa

Las inversiones orientadas a transformar los sistemas agroalimentarios globales pueden estimular la recuperación económica y social en la pospandemia de Covid-19 y poner nuevamente a la humanidad en el camino para lograr la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) en los próximos nueve años, aseguró la Vicesecretaria General de la ONU, Amina J. Mohammed, en un mensaje a los ministros de Agricultura de las Américas.

La afirmación fue realizada en la Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas, en la que sesiona también la Junta Interamericana de Agricultura (JIA), principal órgano de gobierno del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y cuyo lema este año es “Sistemas Agroalimentarios Sostenibles, Motor del Desarrollo de las Américas”.

 “No hay una sola solución que sirva para todos los desafíos que plantean los sistemas alimentarios. Pero en todos los contextos hay oportunidades para innovar y para acelerar el camino hacia el cumplimiento de la Agenda 2030”, dijo Mohammed.

La diplomática se refirió a los preparativos para la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, que tendrá lugar el 23 de septiembre en Nueva York. El continente americano será el único que concurrirá a esa cita con una postura convergente, definida por un documento de 16 mensajes que fue consensuado entre los 34 Estados Miembros del IICA, con la coordinación del Instituto.

“Estamos en los aprestos finales para a Cumbre de Sistemas Alimentarios, bajo una presión que no tiene antecedentes, debido a la pandemia de Covid-19, que se ha llevado vidas y fuentes de ingresos y ha revertido el progreso que se había realizado en la Agenda 2030 y la consecución de los ODS”, dijo Mohammed.

“Sin embargo, la Precumbre, desarrollada en julio en Roma, demostró que los gobiernos y otros actores están listos para trabajar juntos por este tema. Más de 500 líderes se encontraron personal con más de 2000 delegados de 191 países. Juntos, discutimos cómo podemos acelerar la acción sobre los sistemas alimentarios, de manera de lograr beneficios para la gente, el planeta y la prosperidad”, agregó.

Mohammed definió a la próxima Cumbre como un ejercicio de “multilateralismo efectivo en acción” y consideró que es “una razón para tener esperanza durante esta crisis del Covid-19”.

“Las inversiones transformadoras de nuestros sistemas alimentarios -afirmó-pueden estimular nuestra recuperación en la pospandemia y ponernos de nuevo en el camino para lograr los ODS en los próximos 9 años”.

Durante su mensaje a los ministros de las Américas, también reveló que más de 1000 diálogos preparatorios de la Cumbre a lo largo y ancho de 145 países han demostrado que las soluciones y las acciones transformadoras deben diseñarse a medidas de las realidades locales.

“La Cumbre será una oportunidad para consolidar el enorme progreso que se ha hecho y fijar el tono adecuado para la década que tenemos por delante. Mientras los países y regiones definen sus caminos, la gente será esencial para crear y mantener un diálogo multisectorial y colaborativo”, sostuvo.

Finalmente, Mohammed apuntó que “los pequeños productores y los pueblos indígenas, en particular, deben ser valorados y escuchados. La mirada inclusiva va a complementar y ampliar la aproximación científica y las políticas y procesos basados en evidencia. Esta Conferencia, que incluirá representantes de la sociedad civil, la academia y más, es, en consecuencia, una importante contribución a nuestro esfuerzo común”.

Pin It on Pinterest

Share This