El cuarto puente sobre el Canal de Panamá, la extensión de la línea 3 del Metro y la ampliación de la carretera interamericana atraerán progreso al área oeste del país.

Por Revista Summa

Los trabajos de conectividad vial en el país son una necesidad porque agiliza los procesos en tiempo, dinero y bienestar humano en una determinada ciudad. Residentes, colaboradores e inversionistas pronto se beneficiarán con la construcción del intercambiador hacia Panamá Pacífico que lleva un 74% de avance, según información del Ministerio de Obras Públicas.

Este proyecto junto al ensanche a 8 carriles de la carretera Panamericana, tramo: Puente de las Américas – Arraiján contribuirá a mejorar la conectividad vial beneficiando a miles de usuarios que utilizan esta ruta para trasladarse del lado oeste, hacia Panamá y viceversa, mejorando la calidad de vida de todos los que transitan a diario por esta zona y posicionando aún más a Panamá Pacífico como un punto clave en sector logístico por su conectividad y conexión con el resto del país.

Un intercambiador vial o distribuidor vial es el término que se utiliza en el área del transporte por carretera para definir las intersecciones de dos o más carreteras en la que al menos una de ellas tiene un paso a distinto nivel, y una o más rampas de acceso, de tal forma que al menos el tráfico de una de las vías puede atravesar el enlace sin cruzar directamente ningún otro flujo de tráfico.

Panamá Pacífico apuesta con este megaproyecto de conectividad a un futuro más dinámico, ya que esta zona posee un modelo de convivencia con altos estándares de sostenibilidad ambiental, económica y social y que puede ser replicado en otras áreas del país. Estas obras conectan con toda una planificación interna en Panamá Pacífico, que incluye ciclovías y senderos.

Esta zona, además considerada como modelo de zona franca del futuro insertada en la revolución industrial 4.0 tiene una logística de avanzada para los negocios multimodales, la industria del conocimiento, la tecnología y la innovación, y es por ello que empresas internacionales ven esta área del país como un foco de expansión y es vital que proyectos como el intercambiador vial impacte positivamente al área oeste de Panamá.

Los megaproyectos como la construcción del cuarto puente sobre el Canal de Panamá, la extensión de la línea 3 del Metro de Panamá y la ampliación de la carretera interamericana, entre otras megaobras estructurales atraerán beneficios directos para los panameños porque generará más empleos, inversión de negocios, transferencia de conocimiento y muchas otras oportunidades de crecimiento económico.

Pin It on Pinterest

Share This