La iniciativa busca ofrecer a los conductores de vehículos eléctricos viajar entre ambos países y viceversa sin preocuparse por la carga de su automóvil eléctrico, cero emisiones.

Por La Estrella

Este lunes partió una caravana de vehículos eléctricos en un E-Ride para inaugurar la Ruta Eléctrica entre Panamá y Costa Rica.

El viaje inaugural, en un recorrido superior a los 900 kilómetros, y partió 29 de noviembre desde la capital panameña y se extenderá hasta el 4 de diciembre. El mismo se realiza en el marco de la abolición del ejército con la consigna de que Costa Rica puede abolir el uso de petróleo.

La iniciativa, que es liderada por La Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (ASOMOVE) y la Secretaría Nacional de Energía de Panamá, busca ofrecer que desde ahora los conductores de vehículos eléctricos puedan viajar entre ambos países y viceversa sin preocuparse por la carga de su automóvil eléctrico, cero emisiones.

El E-Ride estará visitando varios puntos de la ciudad de Panamá y realizarán una exhibición de vehículos eléctricos con el objetivo de mostrar la tecnología cero emisiones y que las personas conozcan los distintos modelos de vehículos.

Detalle de la ruta eléctrica

La electricidad que alimenta esta red de carga es renovable. En Panamá los cargadores utilizan plantas solares y energía eólica, lo que combina las energías renovables con vehículos cero emisiones, una importante contribución en la reducción de emisiones.

Los cargadores de Costa Rica son de carga rápida y operados por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), igualmente alimentados con electricidad renovable, ubicados en zonas como Herradura, Jacó, Quepos, Dominical, Uvita, Palmar Norte y Ciudad Neily.

En Panamá, los cargadores son privados y operados por ENEL X, Evergo, La Casa de las Baterías y BYD, se contarán con cargadores semirápidos así como cargadores rápidos en Chitré, La Chorrera y Ciudad de Panamá.

Gustavo Máñez, coordinador de Cambio Climático para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, expresó que este E-Ride evidencia la articulación de los sectores público, privado, financiero y la sociedad civil en torno al despliegue de la movilidad eléctrica.

“Y va más allá, es un testimonio del trabajo binacional, Costa Rica y Panamá, para lograr la descarbonización del transporte, responsable del 20% de las emisiones de tipo invernadero en América Latina y el Caribe”, indicó Máñez.

Y añadió: “Es una muestra de que el despliegue de la movilidad eléctrica en la región no se queda en retórica, se traduce en política pública y desarrollos concretos”.

Alexander Fragueiro, consultor de Movilidad Eléctrica de LA, Secretaría Nacional de Energía, manifestó que con este proyecto se ha creado una conciencia de que no se puede seguir llevando el estilo de vida que del pasado, ya que el transporte eléctrico juega un papel fundamental en la vida de todos los panameños y costarricenses. 

«Ahora estamos en una fase de cambio, dejando atrás los combustibles fósiles…Panamá es un país de liderazgo en la región, y estamos haciendo enormes esfuerzos para afrontar la transformación energética. Considero que el vehículo eléctrico está llamado a experimentar un crecimiento exponencial en los próximos años”, resaltó Fragueiro. 

Silvia Rojas, directora ejecutiva de ASOMOVE, por su parte, señaló que la inauguración de la ruta eléctrica binacional es un esfuerzo conjunto de varios sectores, tanto en Costa Rica como en Panamá.

“Con esta red eléctrica demostramos que existen las condiciones para hacer uso de la movilidad cero emisiones, sobre todo en esta semana que celebramos la Abolición del Ejército, porque viajamos con la consigna de que también podemos abolir el uso del petróleo”, destacó directora ejecutiva de ASOMOVE. 

Pin It on Pinterest

Share This