Al menos una cuarta parte de los reclutadores reconoce haber descartado a un perfil que de de primera les había gustado tras ver la información publicada en sus redes.

Por Marianela Lacayo, asesora de Imagen Personal y Profesional

La nueva normalidad se acompaña de numerosos cambios en el ámbito laboral, incluido el mayor desarrollo de procesos de reclutamiento 100% online.

En estos tiempos de muchas relaciones remotas, las tecnologías emergentes ayudan a reducir la distancia entre las empresas y el talento que requieren. Quienes están en búsqueda de empleo tendrán que aprender a dejar una huella en internet acorde con una buena imagen personal y a manejarse con soltura, seguridad y prestancia en entrevistas virtuales.

Aspectos técnicos

  • Conoce las plataformas por las que te comunicarás para no cometer errores innecesarios que te resten puntos.
  • Prueba bien el ángulo en el que debes colocar la cámara y asegúrate hasta de evaluar qué se vería si debes ponerte de pie en algún momento. Elige el primer plano y no dejes mucho espacio por encima de la cabeza.
  • Mira siempre a la cámara para tener contacto visual con tu entrevistador. Encuentra un espacio con buena luz, tranquilo y sin interrupciones.
  • Asegúrate de que cámara y micrófono funcionen perfectamente. Puedes usar audífonos.
  • Revisa lo que esté detrás de ti y a los lados, evitando distractores. Elige una pared en color plano, ideal blanco, negro o tono neutro. Si hay adornos, que sean pocos y que no llamen demasiado la atención.

Estética

  • Acicala tu rostro, que las cejas, el bigote o la barba se vean cuidados, y elimina el brillo excesivo con algún tipo de polvo facial.
  • El cabello debe lucir arreglado y bien recortado.
  • Si eres mujer, que el maquillaje no esté recargado. Utiliza un vestuario tipo casual, pero ten claro el sector en el que se mueve la empresa. En el ámbito formal, los caballeros deben usar saco sin corbata y las damas vestido o blusa elegante, acompañada de un blazer en tonos neutros. En el sector casual a formal no será necesario el saco, ambos pueden estar vestidos con camisa o blusa manga larga. Usa accesorios discretos.
  • Los colores claros te harán ver cercano y los oscuros más serio y formal. Evita estampados, ya que son distractores, al igual que colores contrastantes o muy llamativos. De usarlos, elimina otros elementos que puedan recargar la imagen. En la industria informal o creativa, puedes lucir telas y prendas casuales o informales, pero evade camisetas, ropa deportiva, camisas con manga de tirantes, escotes pronunciados y transparencias.
  • No olvides vestir completo no solo preocuparse por lo que se ve de la cintura para arriba.

Lenguaje no verbal

  • Siéntate en posturas correctas y cómodas. Sonreír es elemental para establecer un contacto amigable y jovial.
  • Asiente con la cabeza de vez en cuando, sonríe y no interrumpas, cada quien tiene momentos para intervenir. Activa y desactiva el micrófono según te corresponda hablar.
  • No te muevas demasiado en la silla.
  • Usa tus manos moderadamente, sin exagerar, y en posición de ojiva para mostrar seguridad, proactividad y control de emociones. También puedes poner los pulgares en contacto y entrecruzar los dedos de forma relajada, nunca aprensiva ni cerca de la cara.
  • Evita echarte totalmente hacia atrás, cruzarte de brazos, rascarte las orejas o la cara de forma repetitiva. Eso muestra nerviosismo, ansiedad o que no sabes muy bien qué hacer.
  • Al hablar, gesticula y vocaliza bien para que las palabras se entiendan perfectamente. Usa un buen tono, sin llegar a gritar, de forma que se note tu seguridad y no haya malas interpretaciones.
    • Muestra interés. Pregunta sobre temas relacionados con la empresa y pasos a seguir después de la entrevista. Ten contigo una libreta para tomar nota.

Pin It on Pinterest

Share This